El País
Imprimir

Crítica: La redención de Pacino

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Nunca es tarde (Danny Collins)

Lo mejor:
Un Pacino a la altura del actor que fue

Lo peor:
Un guion correcto pero de recorrido muy corto

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
8 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 04/03/2016
  • Director: Dan Fogelman
  • Actores: Al Pacino (Danny Collins), Annette Bening (Mary Sinclair), Jennifer Garner (Samantha Leigh Donnelly), Bobby Cannavale (Tom Donnelly), Christopher Plummer (Frank Grubman), Katarina Cas (Sophie), Giselle Eisenberg (Hope Donnelly), Melissa Benoist (Jamie)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Más de uno, cargado de razones, por otro lado, daba ya al histrión Pacino por amortizado y prejubilado, a su pesar, sumido en esa misma irrelevancia chillona y descolocada de otros compañeros de quinta muy venidos a menos como De Niro o Dustin Hoffman. Pero hete aquí que al protagonista de El Padrino le quedaba aún un do de pecho por dar. Y en ello está últimamente, en un loable intento por redimir su buen nombre con proyectos nobles y papeles con enjundia (en los que el actor acompaña, por primera vez en años) en cintas como Salomé, La sombra del actor y este intrascendente pero emotivo Nunca es tarde, que no es, en realidad, sino la enésima vuelta de tuerca a la coartada del vividor redimido y a la dramedia estándar de segundas oportunidades, reencuentros familiares in extremis y cuentas por saldar que ya no admiten demora.

Hablamos, claro, de una película menor, de esas que uno no cita cuando hace inventario de los papeles que hicieron época en la irregular hoja de servicios de Pacino, pero sí lo suficientemente agradable de ver como para que el esfuerzo del icónico actor por volver a ser él mismo no caiga del todo en saco roto. Dan Fogelman maneja demasiados lugares comunes para desentrañar la vuelta a la vida, con una carta del mismísimo John Lennon como McGuffin, del viejo rockero, pero lo hace gestionando los topicazos con cierta gracia y razonables dosis de encanto, apoyado en los previsibles resortes de una comedia con algunos amagos de inspiración bastante reseñables.

Cine simpático a la par que olvidable, y que a pesar de sus manidas trampas sentimentales, se hace fuerte a espaldas de un Pacino en forma (que no es decir poco) que roza la excelencia de antaño y que se crece rodeado de de Annette Bening, Bobby Cannavale y Christopher Plummer, brillantes todos ellos, ocupando la retaguardia con el oficio que se les presupone, dando la justa vidilla a personajes un tanto planos pero más o menos reconocibles.

Quizá Pacino ya ha hecho suficiente para demostrar que está "arrepentido" y pronto para la redención, y tras purgar sus pecados en películas de segundo nivel (viniendo como viene del tercero o del cuarto) es hora quizá de regresar al escalón más alto. De Niro no tiene solución, Pacino, aparentemente, sí. Estas son las buenas noticias que llegan de la mano de Fogelman.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

LA CHULETA DE CASA JULIÁN

De Mapi Hermida

Mucho se está fraguando gastronómicamente en el barrio de El Retiro, y para muy bien. Y más concretamente, en el bulevar d...


Podcast de cine: BUTACA VIP