Artículo: El fantasma de una modernidad decadente

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 18/03/2011

Triángulo emocional con la clonación como telón de fondo que adapta un texto de Kazuo Ishiguro.

Nunca me abandones
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 18/03/2011
  • Director: Mark Romanek
  • Actores: Carey Mulligan (Kathy), Keira Knightley (Ruth), Charlotte Rampling (Miss Emily), Sally Hawkins (Miss Lucy), Kate Bowes Renna (Miss Geraldine), Andrea Riseborough (Chrissie), Domhnall Gleeson (Rodney), Andrew Garfield (Tommy)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Aclamada por la crítica británica como una de las novelas claves de la década, Nunca me abandones, publicada en el año 2005, es la enésima obra cumbre de la literatura británica contemporánea con firma de Kazuo Ishiguro. Desde sus páginas emerge el fantasma de una modernidad decadente que ha pervertido el ideal de progreso hasta hacerlo prácticamente irreconocible. Nunca me abandones es una novela de ciencia-ficción, a vueltas con el dilema social y moral de la clonación, pero el género es el disfraz, la coartada para dar cuerda a un sobrecogedor triángulo romántico-afectivo cuyos vértices son tres amigos de la infancia que crecen en un internado fuera de lo corriente. Ishiguro, que se implicó muy directamente en la génesis del proyecto a causa de su amistad con el guionista (y novelista como él) Alex Garland, supervisó de primera mano la redacción del libreto, corrigiendo borradores y prestando un valiosísimo consejo. A cambio, el semidesconocido Mark Romanek (responsable de la decepcionante Retratos de una obsesión) se aviene a reproducir lealmente en imágenes el espíritu (desaforadamente poético) y la letra de la aclamada novela.

Nunca me abandones es cine orgulloso de sus raíces literarias, tanto que, acaso, la extrema fidelidad al texto bien puede ser uno de sus puntos débiles. Romanek traslada intactos del papel al celuloide los trascendentales dilemas del libro: ¿qué nos hace humanos exactamente? ¿hasta qué punto somos dueños de nuestro destino? ¿ha distorsionado a la larga el progreso tecnológico la integridad de las relaciones humanas? Preguntas sin respuesta, que jalonan el trágico periplo vital de Kathy (Carey Mulligan), Tommy (Andrew Garfield) y Ruth (Keira Knightley), tres chavales criados en el insólito internado de Hailsham, donde se educa en la clandestinidad a un grupo de adolescentes que, en el futuro, deberán sacrificar su vida donando sus órganos a humanos en dificultades. Un “almacén” de clones en el que prende la chispa del amor, a tres bandas, entre aquéllos que, pasados los años, abandonan el internado para instalarse en un idílico rincón de la campiña inglesa donde aguardan su funesto destino, los unos en calidad de “cuidadores”, los otros en calidad de “donantes”. No obstante, la intensidad de los sentimientos de los tres inseparables amigos, que asumen estoicamente su negro porvenir, desafía todas las reglas abriendo heridas que no cicatrizan y digiriendo emociones límite en tiempo récord, antes de que su corto tiempo de vida venza.

Un escritor japonés británico hasta la médula

Vino al mundo en Nagasaki, en 1954, pero la familia Ishiguro emigró a Londres en 1960. Kazuo Ishiguro es británico a todos los efectos, y es en su país de acogida donde ha ambientado la mayoría de sus novelas. Su primer roce con el cine data de 1993, cuando James Ivory llevó al cine, con enorme éxito, su más aclamada novela, Lo que queda del día. Hasta ahora ningún otro de sus libros había sido llevado al cine, pero Ishiguro hizo sus pinitos como guionista, de nuevo a la sombra de James Ivory, redactando el libreto de La condesa rusa, recibida con frialdad por la crítica internacional. Nunca me abandones es la segunda de sus novelas en saltar a la pantalla grande.

Y además

Clones muy humanos

Carey Mulligan (Kathy)

De ella ha dicho Mark Romanek que es la actriz perfecta para encarnar un personaje de una novela de Ishiguro. Da vida a Kathy, cuidadora, que calla su amor por Tommy para no destruir su amistad con Ruth. Pero el silencio, a la larga, tiene un precio. Fue candidata al Oscar por Una educación y creció a las órdenes de Oliver Stone en la secuela de Wall Streett.

Andrew Garfield (Tommy)

Trabajar con Mulligan y Knightley fue para él “como ir al parque a jugar cada día”. Tommy es el motor dramático del relato; un derroche de sensibilidad cuyos sentimientos basculan entre las dos mujeres de su vida. Garfield salió del anonimato con La red social, pero el punto de inflexión llega en unos meses con el cuarto Spiderman, donde releva a Tobey Maguire.

Keira Knightley (Ruth)

Es el rostro más mediático del elenco, y eso que su carrera parece haber entrado en un peligroso punto muerto. Knightley, que da vida a Ruth, donante e incapaz de dominar sus sentimientos, llevaba dos años, desde La duquesa, fuera de órbita. La veremos en el thriller London Boulevard, junto a Colin Farrell, y en lo nuevo de Cronenberg, A Dangerous Method.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP