El País

Crítica: Suspense multipantalla

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Open Windows

Lo mejor:
Un planteamiento narrativo rompedor y enormemente ingenioso.

Lo peor:
El thriller se desinfla en el último acto.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.1
20 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 04/07/2014
  • Director: Nacho Vigalondo
  • Actores: Sasha Grey (Jill Goddard), Elijah Wood (Nick Chambers), Neil Maskell (Chord), Nacho Vigalondo (Richy Gabilondo), Iván González (Tony), Ulysses Lopez, Trevante Rhodes (Brian)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., España, Francia, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

La mejor virtud de Nacho Vigalondo es su capacidad para crear tendencia, su loable habilidad para trazar caminos nuevos reescribiendo las normas y el manual de instrucciones del cine de género. Rompió esquemas con su impactante ópera prima, Los cronocrímenes, arramblando con el binomio espacio-tiempo con una película que solo la falta de medios privó de un lugar en el panteón de los clásicos. Golpeó de nuevo con la tronchante e incomprendida Extraterrestre, una de las películas de invasión alienígena más inteligentes de lo que llevamos de siglo (un poco por méritos propios y otro tanto por deméritos de la competencia) en la que, nuevamente, hacía de la necesidad virtud siguiendo un modus operandi que hasta ahora, paradójicamente, ha sido siempre una de sus mejores bazas: menos es más, es decir, la ausencia de pasta obliga a agudizar el ingenio.

Simpatizando con ese ímpetu del thriller español de nuevo cuño, de teléfono móvil y canalla invisible (véanse Enterrado o Grand Piano) Open Windows abunda en esa misma dirección, en idénticos principios. En un tiempo en el que la pantalla del ordenador y el ADSL es el refugio de los pobres, que construyen su vida social y cultural en torno al alcance del wifi, qué mejor que reivindicar el portátil y la multiplicidad de ventanas a él asociadas como dispositivo de narración con un thriller hiperactivo que, en torno al humeante escritorio de un infeliz en las redes de un psicópata ingenioso, que, otra vez, innova y propone lecturas múltiples con una fachada (cuando menos eso) absolutamente low cost.

Vigalondo se vale hábilmente de los mil recursos que ofrece la interactividad digital: videoconferencias, streamings, cámaras de móvil, etc… para desmenuzar una intriga frenética, que viene a ser una suerte de puesta al día postanalógica del Hitchocok de La ventana indiscreta, a saber, un thriller construido en torno a la censurable curiosidad de un voyeur con morboso interés por las vidas ajenas. Así, el director cántabro despacha una sugerente ficción multipantalla en la que se redefinen, ahí es nada, conceptos tan tradicionales como la simultaneidad de escenarios, la ligazón de subtramas y la integración, en torno a un mismo escenario virtual de sucesivas intrigas paralelas.

Open Windows propone una lúcida reflexión sobre ese nuevo y perverso escenario de interacción social, sobre los efectos colaterales del espionaje amateur a través de la web, la impunidad del extorsionador online y las peligrosas consecuencias de eso que hace tres décadas un profético Wim Wenders bautizó como la inflación de imágenes, que nos iba a volver literalmente idiotas en el siglo XXI. Cine pionero y de vanguardia (como casi siempre, con Vigalondo de por medio), que plantea un nuevo horizonte narrativo, una sugestiva vuelta de tuerca al arte cinematográfico de contar historias con una propuesta impecable en el primer y segundo acto, que descarrila en el tercero a medida que el suspense deviene más físico, abrazando estereotipos del thriller psicopático (y a rebufo descarado, de hecho, de Rastro oculto e Gregory Hoblit), abusando de nuestra predisposición a digerir y perdonar la incongruencia, empañando un tanto el incontestable despliegue de ingenio de la primera mitad de la cinta. Con todo, y sin duda, una de las películas de género más originales del curso.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP