El País
Imprimir

Crítica: Atracón perfecto.

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Operación Cacahuete

Lo mejor:
Tiene cierto brío.

Lo peor:
Su pueril sentido del humor.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
53 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Animación
  • Fecha de estreno: 22/08/2014
  • Director: Peter Lepeniotis
  • Actores: Will Arnett (Surly), Brenda Fricker (Grayson), Liam Neeson (Raccoon ), Katherine Heigl (Andie ), Stephen Lang (King), Maya Rudolph (Precious ), Jeff Dunham (Mole), Gabriel Iglesias (Jimmy), Sarah Gadon (Lana), James Rankin (Fingers ), Scott Yaphe (Lucky), Joe Pingue (Johnny )
  • Nacionalidad y año de producción: Canadá, Corea del sur, EE.UU., 2014
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Operación cacahuete, primer largometraje producido por el estudio canadiense Toonbox Entertainment, es algo así como el fruto de un cruce entre las películas de DreamWorks Animation Madagascar (2005) y Vecinos invasores (2006). En ella, una pandilla de roedores encabezados por la ardilla Surly se ve obligada a abandonar su hábitat natural con tal de proveerse de alimentos para el resto del invierno. La situación los llevará a organizar un meticuloso robo en una tienda de frutos secos que es, a su vez, la tapadera de un puñado de delincuentes que planea saquear la caja fuerte de un banco.

La ópera prima del animador Peter Lepeniotis -que comenzó su carrera colaborando nada más y nada menos que en Toy Story 2- está inspirada en su propio cortometraje Surly Squirrel (2005), una versión de la misma historia que apenas alcanzaba los diez minutos. Correctamente ambientada en los años 50, Operación Cacahuete se nutre doblemente del slapstick cartoonesco y del cine de robos para relatar una simpática fábula sobre la solidaridad comunitaria y el poder de la amistad.

Entre Un trabajo en Italia (1969) y Ocean´s Eleven (2002), Operación Cacahuete remeda con oficio, aunque sin virtuosismo, los elementos vertebradores de los clásicos sobre grandes golpes criminales. Se deja ver gracias a una adecuada dosificación de la acción, pero está a años luz de los arrebatos digitales del mejor DreamWorks y resulta anacrónica si reparamos en cómo han aprovechado últimamente otros estudios americanos las posibilidades expresivas y escénicas de la animación en tres dimensiones.

Más efectiva, por tanto, como filme de acción que como cine animado o como comedia familiar -infantiloide a más no poder-, Operación Cacahuete no aporta nada significativo al género, ni rebosa carisma o gracia, pero goza de una cierta solidez dentro de sus límites. Lo más interesante es, sin lugar a dudas, la contraposición de dos modelos antagónicos de heroísmo condensados en los personajes Surly y Grayson: el antihéroe condenado al exilio y la figura heroica fabricada por el sistema como herramienta de control social. Incluso a su manera elemental, se atreve con un discurso político que no carece de atractivo.

Operación Cacahuete no es ni buena ni mala. Si bien le faltan empuje e inventiva, cumple como entretenimiento veraniego ágil y dinámico, especialmente apto para los más pequeños, aunque tolerable para el adulto que se conforme con mantener los párpados abiertos hasta los títulos de crédito.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs