El País

Crítica: Espías de los de antes

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Operación U.N.C.L.E.

Lo mejor:
La química entre los dos protagonistas

Lo peor:
Es un Ritchie muy menor

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
32 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Aventuras
  • Fecha de estreno: 14/08/2015
  • Director: Guy Ritchie
  • Actores: Henry Cavill (Solo), Armie Hammer (Illya), Alicia Vikander (Gaby), Elizabeth Debicki (Victoria), Luca Calvani (Alexander), Sylvester Groth (Tío Rudi), Hugh Grant (Waverly), Jared Harris (Sanders)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Más contenido que de costumbre, menos exhibicionista y transgresor, Guy Ritchie desmenuza aquí, con una o dos dosis menos de iconoclastia de lo habitual, las claves del cine de espías y guerra fría, con una vehemencia vintage nada desdeñable que nos sitúa a medio camino entre Bond (no el de ahora, sino el de Connery), una de espías en tiempos del telón de acero y el anuncio clásico de Martini, con cantidad de glamour retro como reclamo en una película que repasa casi todos los clichés del género aliñados, eso sí, con un toque de comedia autoparódica y la parafernalia de una cinta de acción contemporánea que se mueve siempre, eso sí, entre coordenadas sugestivamente anacrónicas.

Operación U.N.C.L.E. está primorosamente filmada y presentada bajo los ritmos de una banda sonora tarantinesca absolutamente irresistible. Eso, sumado al porte hollywoodiano clásico de unos Henry Cavill y Armie Hammer como raptados de una película de los años 50, define el arrollador encanto de una propuesta que, con todo, ha de leerse forzosamente como un Ritchie menor. El show te entra por los ojos y tiene un poder de seducción considerable, pero la tensión dramática propiamente dicha brilla casi por su ausencia, la trama es mecánica hasta decir basta, Rictchie tiende a irse demasiado por las ramas, y los destellos de comedia son tan oportunos como insuficientes. Seduce más por el cómo que por el qué. Es decir, te olvidas de ella en un abrir y cerrar de ojos.

El director de Snatch está mucho más comedido detrás de las cámaras y en el laboratorio de posproducción. Nada de las virguerías visuales y los tirabuzones formales a los que nos tiene acostumbrados. En su nueva película se mimetiza más que nunca con el contexto ético y estético del período y del género, lo que en principio es bueno para la historia, no tanto si tenemos en consideración que el relato propiamente dicho tiene una pegada más bien modesta. El carisma escénico del dúo protagonista, que tienen las espaldas muy bien cubiertas por la siempre impecable Alicia Vikander, que forma felizmente pareja de hecho derrochando química y mostrando incluso maneras de filón icónico para una hipotética franquicia es la más grata sorpresa (hasta hoy ni Cavill ni Hammer nos habían deslumbrado por sus dotes interpretativas) de una película que sabe ser ´cool´ pero no acaba de definir una identidad, por todo lo expuesto, enteramente propia.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP