Crítica: Mike Newell exprime todo el jugo del legendario videojuego dando forma a una película tan entretenida como olvidable ideal para una tarde de cine en familia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Prince of Persia: Las arenas del tiempo

Lo mejor:
Su magnético orientalismo de cartón

Lo peor:
No admite segundas lecturas. Si rascas un poco desaparece

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
43 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 21/05/2010
  • Director: Mike Newell
  • Actores: Jake Gyllenhaal (Príncipe Dastan), Gemma Arterton (Tamina), Alfred Molina (Sheik Amar), Ben Kingsley (Nizam), Ambika Jois (Sirviente de Tamina), Gísli Örn Garðarsson (Vizir), Dave Pope (Assasin gigante de la cimitarra), Daud Shah (Asoka), Stephen A. Pope (Roham)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Es muy posible que estén ganando la batalla, que dediquemos esta reseña a defender que "Prince of Persia: Las arenas del tiempo" es un entretenimiento potable por puro hartazgo, por cansancio de caer siempre hacia el mismo lado del abismo digital. El cine de aventuras del presente y futuro próximo es éste, y más aún cuando la vieja escuela, léase Ridley Scott y otros nostálgicos sin cura, naufragan sistemáticamente intentando resucitar en vano las esencias del gran cine aventurero de siempre, el de esgrima en lo físico y en el diálogo, el de la épica y la imaginación desbordada. Es tranquilamente posible que estemos en abstinencia de ese modelo desde los lejanos tiempos de "El Señor de los Anillos".

Admitámoslo pues de una vez por todas; el cómic y el videojuego han ganado la batalla y la guerra, y no queda otra que bajarse del burro e intentar habitar en esa mentalidad epiléptica del monopolio del píxel, de la épica a gritos y la magia de hechicero barato. Es lo que hay, y siendo así entramos por el aro de Mike Newell sumergidos en una Persia legendaria de videoconsola abrazando la dimensión del presentable espectáculo como lo que es; un cine hecho a imagen y semejanza de la chavalería de ahora, que no, probablemente para el que esto escribe ni para el que esto lee. Bajamos el listón y cruzamos al otro lado para darnos cuenta, casi dos horas después, que no la mandíbula está intacta porque no ha habido bostezos, y que los minutos casi volaron sin hacer prisioneros. "Prince of Persia" tiene un discreto sentido del ritmo narrativo, está lujosamente empaquetada, su exotismo de parque temático tiene su aquel y se nos priva, por fortuna de exabruptos y devaneos narrativos interminables a lo "Piratas del Caribe".

No, "La cinta se sabe simple y presume de ello, va al grano directamente y no se sale de él. Newell dota a su película de un orientalismo estético resultón, a rebufo de "Las mil y una noches" y sucedáneos reivindicando con cierto gusto el romanticismo principesco de la narrativa arcaica. Dastan y su heroína son personajes chapados a la antigua hiperhormonados para encajar en el cine de ahora. Por eso, quizá, la epopeya tiene cierto encanto en su muy elemental inocencia y en su raquítica pero funcional armazón argumental. "Prince of Persia" es una excelente opción para una tarde de cine con los chavales, una película familiar que ha de encandilarlos a ellos y no ha de hastiarnos a nosotros, que no es poco.

Newell se descuelga así, quizá contra pronóstico, con una ficción entretenida que abre la veda de una franquicia inevitable con, quizá, mejor material dramático (es un decir) que otras. Lo cual, dicho sea de paso, no deja de ser un síntoma de enfermedad terminal. En la era de las películas basadas en atracciones de parque temático, catálogos de juguetes y videojuegos, los guionistas de Hollywood no tienen ni encuentran respuesta. Pues bien, si en el país de los ciegos el tuerto es el rey, "Prince of Persia" es cine de sangre azul.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “LUGARES DE ABANDONO”

De Luis Javier Martínez

Las construcciones puede que sean los mejores testigos de la historia, y su conservación lo que más ayude a mantener vivo...


Podcast de cine: BUTACA VIP