El País

Crítica: Intriga flácida

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Profanación

Lo mejor:
Su sólido reparto

Lo peor:
Es, en muchos sentidos, una película perezosa

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0
0 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 03/07/2015
  • Director: Mikkel Norgaard
  • Actores: Pilou Asbæk (Ditlev Pram), Nikolaj Lie Kaas (Carl Mørck), Sarah-Sofie Boussnina (Unge Kimmie), Fares Fares (Assad), Nikolaj Groth (Thomas), Olaya Martín (Jæger)
  • Nacionalidad y año de producción: Dinamarca, Francia, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 18 años

+ info

El fenómeno Millennium ha posibilitado la eclosión, en el seno de la industria cultural internacional, de ficciones audiovisuales y literarias con el ya inconfundible sello del noir nórdico. La saga de seis novelas Los casos del Departamento Q, del danés Jussi Adler-Oslen, viene a sumarse a la larga cadena de trabajos que, con mejor o menor fortuna, invocan un espíritu que ha devenido inevitablemente en logotipo: intrigas sórdidas ambientadas en parajes desangelados donde lo que se pone a prueba no es otra cosa que la integridad de los valores y la calidad de las instituciones que han engendrado las socialdemocracias escandinavas; atinadamente, el crítico Jordi Costa señalaba en las páginas de El País, refiriéndose a los celebérrimos libros de Stieg Larsson, la paradójica intención de "escribir literatura hardboiled bajo una sensibilidad socialdemócrata".

 Hace pocas semanas, se estrenaba en nuestras salas Misericordia (Los casos del Departamento Q) (2013), adaptación de la aventura iniciática de los detectives Carl Mørck ( Nikolaj Lie Kaas) y Hafez al-Assad ( Fares Fares) que conquistó la taquilla en su país de origen. Un tándem de lujo asumió las riendas del proyecto. Tras la cámara, Mikkel Nrgard, quien cuenta con una apreciada trayectoria en la pequeña pantalla gracias a producciones como la cáustica comedia Klovn -cuya adaptación cinematográfica, Klovn: The Movie (2010), firmó el propio Norgard- o el laureado drama político Borgen. En el libreto participa Nikolaj Arcel, responsable del guión de la sueca Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (2009). El esmero de ambos lograba que el visionado, pese al carácter eminentemente descriptivo de la ficción, a su corrección política, a la acumulación naif de clichés y a la ausencia de aristas dramáticas, se hiciera llevadero, merced a una correcta caligrafía visual y a la simpática relación que se establecía entre los protagonistas, uno cínico y el otro humanista.

 En Profanación (Los casos del Departamento Q) repite el mismo equipo, pero los resultados sitúan al largometraje por debajo de su predecesor. Las investigaciones de esta división policial encargada de desenterrar casos olvidados y de reivindicar causas perdidas tienen algo de viaje a las alcantarillas de las democracias nórdicas, pero la radiografía de la élite económica -un hatajo de cocainómanos que ocupan los días jugando al tenis, yendo de cacería y acostándose con la mujer del mejor amigo- está presidida por la candidez y el trazo grueso. Profanación (Los casos del Departamento Q) deja un regusto lamentablemente similar al de un vulgar telefilme policíaco de sobremesa: calca el esquema narrativo de la primera entrega -donde discurren paralelos, para confluir en el desenlace, los hechos en torno al crimen cometido en el pasado y las pesquisas que tienen lugar en el presente-, reafirmando lo rutinario de un desarrollo sin garra ni sorpresas. Sin embargo, lo peor de Profanación (Los casos del Departamento Q) es la sensación generalizada de desidia: el retrato desdibujado de los personajes, la falta de interés en crear atmósferas mínimamente envolventes y la mecanicidad de las secuencias de acción sepultan definitivamente los discretos valores que ostentara el prólogo a la saga. En cualquier caso, es un estupendo punto de partida para repensar las supuestas virtudes y señas de identidad de buena parte de los productos nacidos en pleno boom de la narrativa negra nórdica.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP