El País

Crítica: Ridley Scott vuelve al mundo Alien para hablar de hombres jugando a ser dioses en una fábula de ciencia-ficción asfixiada en sus propias pretensiones

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Prometheus

Lo mejor:
Michael Fassbender

Lo peor:
Demasiados delirios de grandeza

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.4
61 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 03/08/2012
  • Director: Ridley Scott
  • Actores: Noomi Rapace (Elizabeth Shaw), Michael Fassbender (David), Charlize Theron (Meredith Vickers), Idris Elba (Janek), Guy Pearce (Peter Weyland), Logan Marshall-Green (Charlie Holloway), Sean Harris (Fifield), Rafe Spall (Millburn), Emun Elliott (Chance), Benedict Wong (Ravel), Kate Dickie (Ford)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Nació como una precuela de Alien y acabó engordando, entre mitologías alternativas del génesis, a base metáforas prometeicas y metafísicas del gran origen. Prometheus es cualquier cosa menos modesta. Bien al contrario, era carne de blockbuster veraniego para nostálgicos de los mundos de Ripley, y ha acabado mirándose el ombligo mientras diserta, en clave de género pero con pretensiones nada discretas, sobre el origen de la especie y el castigo a los osados que juegan a ser dios, a poner nombre a lo innombrable, a explicar lo inexplicable.

Prometheus proyecta una fachada impecable, un aura de fantaciencia gafapasta e intelectual, cruce entre Alien y 2001: Odisea del espacio, con ánimo, nada disimulado, de ser película de culto, obra de referencia del cine espacial filosófico y discursivo, de ese cine futurista que no se conforma con habitar el espacio racional de la fantasía, conscientes, con o sin razón, de poder forjar mitologías propias. Lo nuevo de Ridley Scott está en esas. El problema es que las metáforas tienen costuras gruesas. Prometheus es un proyecto de gran película que no sabe serlo. Demasiadas ínfulas, excesivos aires. Casi todo es formal y visualmente impecable en el periplo interplanetario de esta arrogante expedición científica en busca de los porqués de los porqués, pero la atmósfera irrespirable del desolador planeta al que se dirige la excursión es solo aparente.

Scott está demasiado absorto en la construcción de una película demasiado grande, demasiado intensa. Digamos que las imágenes siempre van tres pasos por detrás de las ambiciones del creador. Demasiado empeño de trascendencia provoca descuidos esenciales. Prometheus, detrás de la forzada y solemne murga filosófico-religiosa, es una película hueca. La habitan buenas ideas, planteamientos con potencial indiscutible y anhelos de película imponente, pero todo ello se presenta en la mesa a medio cocer.

Falta tensión, la atmósfera hostil del planeta alienígena no sobrecoge como debiera, los personajes no tienen recorrido más allá del arquetipo metafórico para cuya caracterización han sido diseñados. Hay un androide que recela de los humanos, y es natural porque el único personaje realmente entero de la historia es precisamente él, el robot prepotente y agraviado con sus insignificantes creadores. Los demás no dejan huella ni poso emocional alguno. Prometheus te entra por los ojos, pero ahí se frena en seco. Scott no consigue implicarnos en el ajo, no logra envolvernos en el atávico y aterrador misterio que, presuntamente encierra su película.

No hay en ella personajes de carne y hueso, ni emociones reconocibles ni, apurando, reflexiones genuinas y/o dignas que estimulen nuestra percepción intelectual del mensaje. Prometheus tiene maneras, cimientos de gran cine que nunca termina de cuajar ni cobrar cuerpo. Scott sigue siendo un director de grandes ideas, pero ya rara vez sabe combinarlas para hacer Blade Runners. El ingenio sigue intacto, el genio ya no tanto.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP