El País

Crítica: Nacho G. Velilla se arranca con una comedia inspirada y gamberra para derrapar a la larga en otra romántica, sensiblera y de humor inofensivo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Que se mueran los feos

Lo mejor:
La buena factura del diálogo cómico

Lo peor:
Un tercer acto sencillamente horrendo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
27 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 23/04/2010
  • Director: Nacho G. Velilla
  • Actores: Javier Cámara (Eliseo), Kira Miró (Paloma), Hugo Silva (Román), Carmen Machi (Nati), Tristán Ulloa (Abel), Ingrid Rubio (Mónica), Juan Diego (Auxilio), María Pujalte (Bego), Julián López (Bertín)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

"Que se mueran los feos" es digna hija de su padre. Nacho G. Velilla tiene a sus espaldas incontables horas de vuelo en el mundo de la sitcom televisiva, y si precisamente por algo despunta su segunda película es por la agilidad del vaivén de dimes y diretes, por la cuidada esgrima verbal y por la velocidad punta del enredo, de la réplica y la contrarréplica, creyente y practicante, como es, de los principios motores de la screwball comedy estadounidense, en la que los tornillos brillan por su ausencia y es la acerada sagacidad de los meteóricos diálogos lo que dicta dirección y sentido. El absurdo también juega su parte. Mucho más audaz y deslenguada que la inflexiblemente tópica "Fuera de carta", "Que se mueran los feos" se escora hacia la orilla del humor anárquico y transgresor, por majadero pero políticamente incorrecto, haciendo bulto del lado de la comedia ilógica y pintoresca.

A ratos Velilla busca arrimarse al ascua del humor al límite de las películas de Fesser, pero sin sacrificar el estilo propio. El resultado es desconcertante; "Que se mueran los feos" encierra algunos de los gags más cachondos y logrados de la comedia patria reciente y la calidad del arsenal chistoso es incuestionable. Es precisamente esa descacharrante intrascendencia en sketches, con pie y medio en la manera de hacer de la caja tonta, lo que confiere a la película un valor lúdico nada desdeñable. De los tres actos de la película, la coña marinera inherente sujeta holgadamente dos, un poco por la buena guasa del diálogo y otro poco por la el talento cómico de Javier Cámara, Juan Diego y Julián López, fundamentalmente.

Toda la sana y divertida irrelevancia de ese trozo de película se despeña en el inevitable sentimentalismo del desenlace. Velilla cuela los grumos de la comedia y "Que se mueran los feos" se cae con todo el equipo, amansada, perdida en la redención ortopédica y romántica del desenlace múltiple en el que todos son felices atiborrándose de perdices. Es el cambio de tono lo que asesina la bruta coherencia cómico-festiva de la primera parte. Velilla sigue patinando en los desenlaces en busca de un registro más tierno y sistemáticamente, por ahora, infumable.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP