El País

Crítica: En tiempos de Roosevelt no pasaba.

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Quédate conmigo

Lo mejor:
James Cromwell, solvente como es habitual.

Lo peor:
Su aproximación compasiva y sensiblera a la vejez.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.4
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 09/01/2015
  • Director: Michael McGowan
  • Actores: James Cromwell (Craig Morrison), Chuck Shamata (juez), Geneviève Bujold (Irene Morrison), Ronan Rees (Gavin), Julie Stewart (Ruth), Rick Roberts (John), George R. Robertson (Chester Jones), Hawksley Workman (Gus), Jonathan Potts (Rick Daigle), Zachary Bennett (Jeff Leblanc), Barbara Gordon (Margaret Jones), Campbell Scott (Gary Fulton)
  • Nacionalidad y año de producción: Canadá, 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Quédate conmigo, modesto drama rural dirigido y escrito por el canadiense Michael McGowan, es el equivalente cinematográfico de uno de esos relatos acríticos y conservadores de superación individual, valores inmarchitables y moralinas de galleta de la suerte que engrosan las páginas de la legendaria Reader´s Digest. Inspirada, tal como anuncian los títulos de crédito, en hechos acaecidos en New Brunswick allá por el año 2010, está protagonizada por un matrimonio de granjeros octogenarios, Craig ( James Cromwell) e Irene Morrison (Geneviève Bujold), que siguen trabajando duramente pese a los rigores de la edad. Ambos se niegan, además, a jubilarse de los pequeños placeres de la vida.

 La situación, no obstante, da un giro trágico cuando la demencia senil comienza a cebarse con la anciana para desesperación y desconcierto de su marido, quien en un principio se niega a asumir lo que está sucediendo. Frente a la desaprobación de sus hijos, toma la decisión de construir con sus propias manos una casa pequeña y de una única planta que simplifique la frágil cotidianeidad de la convaleciente. No obstante, Craig, acostumbrado a sacarse las castañas del fuego sin pedir permiso por lo que hace, viola en varios puntos la normativa de construcción vigente.

 Como el lector preverá, el protagonista se embarca en una batalla legal que no es sino la pugna entre el individualismo libertario de la América fundacional y la corrupción de dichos valores a través de la burocratización del país. Desde ese punto de vista, Quédate conmigo podría haber resultado una película sumamente estimulante, pero se queda a medio camino por culpa de un libreto y unas imágenes que en modo alguno otorgan valores de peso a lo que vemos y escuchamos.

 Si bien el conflicto peca de esquemático en su desarrollo, el mayor problema de Quédate conmigo es su acercamiento a la tercera edad desde la condescendencia y la devoción. Intentando ser siempre comprensivo con sus personajes, McGowan se limita a darles la razón enfáticamente, hasta el punto de endulzar la tragedia con una puesta en escena excesivamente pudorosa y con una fotografía de calidez centelleante, digna de uno de esos memes bienintencionados que circulan por Internet, subrayados por alguna sentencia de Paulo Coelho. A pesar de contar con elementos de interés, Quédate conmigo parece haber confundido la elegancia con la tibieza, el respeto con la veneración y la empatía con la retórica más almibarada.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP