El País
Imprimir

Crítica: De carneros y hombres

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Rams (El valle de los carneros)

Lo mejor:
El impecable manejo de los diferentes tonos del relato

Lo peor:
Con todo, no es una película de gran recorrido en la retina

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
13 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 13/11/2015
  • Director: Grímur Hákonarson
  • Actores: Sigurður Sigurjónsson (Gummi), Theodór Júlíusson (Kiddi), Charlotte Bøving (Katrin), Jon Benonysson (Runólfur), Gunnar Jónsson (Grímur), Thorleifur Einarsson (Sindri), Sveinn Ólafur Gunnarsson (Bjarni), Ingrid Jónsdóttir (Eygló)
  • Nacionalidad y año de producción: Islandia, 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Una intrascendente y pintoresca competición bovina, un hito en la rutinaria vida social de una comunidad de ganaderos islandeses, inquilinos de un gélido pinto pino de esos en los que aparentemente nunca pasa nada. Nada de nada. Esa es la minúscula coartada argumental de Grímur Hákonarson, que disecciona las rutinas nada épicas de dos hermanos que comparten oficio y terreno, que viven por y para su rebaño de carneros, y que se mueven en una comunidad paralela, en armonía con sus animales, en un ecosistema propio en el que viven aislados de los reproches y las intrascendentes cuitas del pasado convertidas en un imponente muro de hielo entre ambos.

Hákonarson incide en uno de los filones tradicionales del cine nórdico, cual es el de las historias mínimas, un estrambótico costumbrismo minimalista antropológicamente insólito, que se mueve en torno a ritos de comunidad ancestrales y que se ofrece como escenario idóneo para la disección de esa cosa tan solemne que solemos llamar condición humana. Con un brillante manejo/gestión de los tiempos y los estados de ánimo del relato, Hákonarson indaga en los ritos anacrónicos de esa remota comunidad de granjeros cuya vida es un apéndice de las necesidades vitales de los carneros.

Con la presentación del paisaje, de ese entorno hostil de nieves perpetuas y frío irrespirable, como un catalizador de emociones y casi como un tercer personaje (cuarto, si damos a los carneros el valor totémico que les otorgan los propios protagonistas), el director islandés clava los brutales contrastes entre el medio y la acaloradísima pelea entre los hermanos, que acabará tornándose en un empeño común por reconstruir el minúsculo núcleo familiar en la unión contra los elementos, contra la enfermedad que amenaza a sus carneros y, por extensión, a su propio medio de subsistencia.

Rams (El valle de los carneros) tiene un punto de humorismo del absurdo pariente de Kaurismaki, y en efecto, Hákonarson clava el tono combinando el drama y una comicidad sutil con un punto de amargura autoparódica, de finísima ironía que fortalece la cohesión de un relato aparentemente modulado alrededor de detalles y emociones casi intangibles. Una película, en fin, mucho más cálida y humana de lo que sus asombrosos paisajes árticos dan a entender de primeras, un soberbio estudio de personajes que hace de la sencillez virtud, construyendo un crescendo aparentemente leve que camina, no obstante, hacia un desenlace brillantemente emotivo.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP