El País

Crítica: Kevin Smith se reinventa tocando registros nuevos y cargando con gracia contra el fanatismo religioso con una película con mejores intenciones que resultados

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 27/06/2012
Red state

Lo mejor:
Un Kevin Smith que no te esperas

Lo peor:
Es más inocua de lo que debería haber sido

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
2 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 22/06/2012
  • Director: Kevin Smith
  • Actores: Michael Angarano (Travis), Deborah Aquila (Mrs. Vasquez), Nicholas Braun (Billy-Ray), Kyle Gallner (Jarod), Anna Gunn (madre de Travis), Matt L. Jones (Diputado Pete), John Lacy (padre de Travis), Catherine McCord (reportera de las noticias), Alexa Nikolas (Jesse), Stephen Root (Sherrif Wynan), Betty Aberlin (Abigail), Kerry Bishé (Cheyenne), Ralph Garman (Caleb)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 18 años

+ info

De un tipo como Kevin Smith, a estas alturas, la industria no espera ni consiente otra cosa que no sea un eterno retorno a sí mismo. Es decir, que la versión del director de "Clerks" que más vende es aquel sucedáneo amansado del antaño vértice del indie de garaje semiamateur que cuajó en películas como Una chica de Jersey o ¿Hacemos una porno? La buena noticia es que Smith no está por la labor de pasar por el aro. Red State es una película de Kevin Smith que no parece de Kevin Smith. Y la gran industria solo compra productos que sabe como vender.

 

Es más complejo vender una película de Kevin Smith que parece de Robert Rodríguez o Eli Roth pero en plan serio; por eso el director de Mallrats ha tenido que buscarse la vida y guisar el cocido él solo. Era la única manera de abordar con garantías el salto al vacío, autofinanciando el potencial descalabro. No hay tal, dejémoslo claro. Smith necesita una ventana abierta por la que corra el aire como el comer. Harto de ser el Kevin Smith que todos esperan que sea, Red State es una coartada para reinventarse, para romper consigo mismo y explorar un camino enteramente inédito.

 

En los buenos momentos su última película es un estimulante popurrí de géneros, que filrtea con el cine de terror teen de piñón fijo, pero que cuaja en una suerte de película de acción grindhouse de autor en la que la desmesura es el combustible que mueve la máquina. Lo bueno es que es una película desconcertante, y lo mejor es que Smith se despacha a gusto tirando a matar contra el fanatismo religioso, cruzando un buen puñado de líneas rojas a costa de las "hazañas" de la Iglesia Bautista de Westboro y su mediático líder Fred Phelps.

 

Red State es más de lo que parece a primera vista, pero también es verdad que dispara balas de fogueo. Los recados satíricos tienen su aquel, pero no hacen sangre. Lo mejor que se puede decir de la última película de Kevin Smith es que no se parece nada a la película que esperas ver, que es provocadora y audazmente corrosiva a ratos, pero también es verdad que molesta la dejadez estructural del conjunto, la caótica disposición de las piezas y las lagunas derivadas del empeño de coquetear con mil registros pasando solo de puntillas por uno y otro.

Te quedas a dos velas en espera de dos puntos más de irreverencia en la burla. No hay tal; Red State es más liviana de lo que debería y de lo que querría haber sido a juzgar por la declaración de principios del primer acto

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP