El País

Crítica: Elogio del outsider

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Ricki

Lo mejor:
Meryl Streep, en su mejor papel en años

Lo peor:
De Demme y Cody cabía esperar más mordiente

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
31 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 28/08/2015
  • Director: Jonathan Demme
  • Actores: Meryl Streep (Ricki), Sebastian Stan (Joshua), Rick Sprinfield (Greg), Mamie Gummer (Julie), Kevin Kline (Pete Brummel), Audra McDonald (Maureen), Ben Platt (Daniel), Charlotte Rae (Oma), Maria Di Angelis (Maria Di Angelis)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Envasada en un espejismo de irreverencia, la puesta de largo de Diablo Cody hace un puñado de años, como la gran esperanza blanca de la comedia indie políticamente incorrecta y deslenguada, fue una de las grandes operaciones de marketing orquestadas en el falso universo off-Hollywood (es decir, ese cine "independiente" costeado por los grandes estudios) de los últimos tiempos. Cody se amansó del todo en el camino, y en Ricki confirma la alternativa, ya sin maquillaje, en un registro de humor indie domesticado, para multisalas a vueltas con el filón predilecto del cine alternativo de boquilla: las familias disfuncionales.

 A bote pronto de la alianza de dos personajes tan heterodoxos dentro de la industria como Cody y Jonathan Demme, cabría esperar un punto más de osadía y mala uva, pero Ricki tiene menos espinas de lo que sugiere el marketing. Se trata de una tragicomedia extraordinariamente sencilla en planteamiento y pretensiones. El humor cáustico de la guionista de Juno aparece solo con cuentagotas, y el drama discurre por los rieles clásicos del relato de núcleo familiar anárquico, inclasificable y desestructurado (una hija neurótica, un hermano gay incomprendido y una madre rockera y socialmente impresentable).

Lo cierto es que los personajes están bien modelados, y el oficio de Kevin Kline, y sobre todo, de una Streep en estado de gracia, desmelenada y dándolo todo física y emocionalmente, hincando el diente a un papel con el que muy pocas actrices de su edad y estatus en la industria se atreverían, son poderosos argumentos en favor de una cinta que lidia con gracia y encanto con la fobia social de la América burguesa a los outsiders, a los renglones torcidos y a la libertad de definir los equilibrios familiares al margen de los consejos del Tea Party. Eso sí, no pasa de chocolatina de multicine, burlona y ocasionalmente gamberra, para casi todos los públicos, suave y muy moderadamente atrevida, que se recuerda más por el formidable menú de actuaciones musicales de una Streep desatada que por la (correcta, con todo) de una dramaturgia sin demasiadas aristas.

Eso sí, la fiesta acaba por todo lo alto con una tremenda prestación al micrófono de la actriz protagonista al compás del "My love will not let you down" del Boss, una revisión de la clásica secuencia catárquica y multiredentora de la comedia blanda estadounidense, que no empacha ni abusa de latigazos sensibleros.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP