El País

Artículo: La implacable ley del asfalto

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 20/09/2013

Ron Howard recrea el antagonismo entre Niki Lauda y James Hunt, leyendas de la Fórmula 1

Rush
  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 20/09/2013
  • Director: Ron Howard
  • Actores: Chris Hemsworth (James Hunt), Olivia Wilde (Suzy Miller), Natalie Dormer (Gemma), Daniel Brühl (Niki Lauda), Tom Wlaschiha (Harald Ertl), Pierfrancesco Favino (Clay Regazzoni), Rebecca Ferdinando (dama de honor), Alexandra Maria Lara (Marlene Knaus), Jamie Sives (BRM Mechanic), Joséphine de La Baume (Agnes Bonnet), Patrick Baladi (John Hogan)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, Alemania, EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Piquet-Mansel, Senna-Prost, Alonso-Hamilton... La historia de la Fórmula 1 se ha escrito en torno a dicotomías legendarias, rivalidades a cara de perro y odios irreconciliables que traspasaron ampliamente la dimensión deportiva y el ámbito de los circuitos. Pero ninguna como la que, en la memorable campaña de 1976, enfrentó los egos y la desmedida sed de gloria de dos titanes: el austriaco Niki Lauda y el británico James Hunt. Ninguna como aquella porque la insaciable competitividad de uno y otro desembocó en un espectacular accidente sobre el trazado de Nürburgring. Allí, en una curva del circuito teutón rebautizado por los pilotos de la época como “el cementerio”, Lauda estuvo a punto de perder la vida. Un minuto en el infierno, atrapado en el asiento del monoplaza, bajo las llamas, soportando ochocientos grados de temperatura. Ron Howard confiesa que un escalofrío le recorrió el cuerpo el día que llegaron al trazado alemán para rodar in situ el legendario Gran Premio en el que la rivalidad Hunt-Lauda casi deriva en tragedia.

Aquel legendario 1976

Eran tiempos difíciles en el circo de la Fórmula 1. La seguridad era aún asignatura pendiente, y solo entre los años 1967 y 1975 trece pilotos perdieron la vida en el asfalto. Pilotar un monoplaza requería entonces elevadas dosis de inconsciencia. Y nadie reunía los requisitos como Hunt y Lauda. El uno, un vividor, mujeriego impenitente y alérgico a la disciplina; el otro, un maniático de la mecánica, un piloto frío, meticuloso y reñido con el glamour. Rush destripa los entresijos de aquella mítica temporada del ‘76 y los antecedentes personales y profesionales que forjaron el antagonismo de dos incurables adictos al olor de neumático quemado, dos enemigos íntimos que, en el fondo, se profesaban un reverencial respeto, una admiración formidable. Y quién mejor para hurgar en la encendida rivalidad Hunt-Lauda (que es también la prehistoria de la rivalidad McLaren-Ferrari) que Peter Morgan (The Queen), maestro del biopic contemporáneo que ya diseccionó otro memorable choque de egos en El desafío: Frost contra Nixon y que firmó además el libreto de una de las muestras más brillantes de celuloide deportivo de los últimos tiempos: la muy reivindicable The Damned United. Morgan, que vuelve a formar tándem con Ron Howard tras sacar los colores a Nixon, trabajó codo con codo en la redacción del libreto con un testigo de excepción. El propio Niki Lauda dijo sí finalmente a un proyecto fílmico basado en sus hazañas después de años negándose a convertirse en un personaje de película. El piloto austriaco, que firmó una resurrección milagrosa volviendo a la competición 39 días después de su trágico accidente para disputarle el título a Hunt hasta la última carrera, se confesó conmovido ante el excepcional realismo de una película que suena incluso como potencial candidata al Oscar.

Y además

Rivalidad Mítica

El Hombre que sobrevivió al infierno. Daniel Brühl sentía un respeto reverencial por la figura de Niki Lauda. No le acomodaba demasiado la idea de interpretar a un personaje vivo y aún muy popular gracias a sus labores como comentarista de Fórmula 1 para un canal de televisión. Lauda, que se proclamó campeón del mundo hasta en tres ocasiones, participó muy activamente en la escritura del guion y asesoró personalmente a Brühl para preparar el papel con garantías.

El seductor más rápido de la historia. James Hunt falleció por culpa de un infarto de miocardio en junio de 1993, con un solo campeonato del mundo a las espaldas, el de 1976. Después de conquistar la cima perdió la motivación y, tres años después, optaba por el retiro. Chris Hemsworth (el rubio protagonista de Thor) no tuvo otro recurso para acercarse al personaje que libros y vídeos de la época. Dice Lauda que, en caso de seguir vivo, Hunt habría aplaudido su brillante composición.

Bólidos de película

Grand Prix. James Gardner pilotaba a las órdenes de Frankenheimer (1966).
Un instante, una vida. Al Pacino era un piloto de F1 incapaz de poner su vida en orden (1977).
Senna. Notable documental sobre el mito Ayrton Senna y su rivalidad con Prost (2010).

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP