El País
Imprimir

Crítica: The Rock emula al Van Damme más desatado (pero con arma de fuego) en una cinta de acción y venganza al uso vacía de personalidad propia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Sed de venganza (2010)

Lo mejor:
Lo que no mata engorda

Lo peor:
Su acusada falta de personalidad

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.8
4 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 11/02/2011
  • Director: George Tillman Jr
  • Actores: Dwayne Johnson "The Rock" (Driver), Jim Gaines (Inmate), Oliver Jackson-Cohen (Killer), Tom Berenger (Warden), Jan Hoag (Recepcionista), Courtney Gains (televendedor), Billy Bob Thornton (policía), Michael Irby (Vaquero), Josh Clark (Uniform), Carla Gugino (Cicero), Mike Epps (Roy Grone), Moon Bloodgood (Marina)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Lo bueno del título español es que condensa la microscópica sinopsis; no hay secretos ni dobleces; Sed de venganza va de eso, de lo que van todas sus películas hermanas, de un fulano con físico de armario ropero y perpetua cara de borde determinado a volarle los sesos a un montón de hijos de mala madre con los que tiene cuentas pendientes. El leit motiv es el difunto hermano, en cuya memoria un monolítico e inexpresivo Dwayne Johnson (que no es mal actor por defecto, le hemos visto hacer el indio con criterio en alguna que otra comedia) siembra el mundo de fiambres apelando a un principio arcaico de justicia que nada que no sea el humo de la bala puede proporcionarle.

Tan inocentemente (o no) reaccionaria como el noventa por ciento de películas acerca de un ciudadano matarife que decide tomarse la justicia por su mano pasando olímpicamente de las garantías judiciales del sistema, la nueva propuesta del prescindible George Tillman Jr. cojea del mismo pie del que cojean casi todas las películas afines y en la misma onda. Al fin y al cabo su "Sed de venganza" es una película de Jean Claude Van Damme sin Jean Claude Van Damme y sin coces, aquí el método de poner firme al personal es la pólvora y la bala), descerebrada y de piñón fijo, vacía de imaginación, llena de diálogos idiotas, de personajes monodimensionales y de machaconas reincidencias.

Los arquetipos están casi todos; ciudadano agraviado que abandona la prisión para pasar factura al sistema, policía en puertas de jubilación que se enfrenta a su último caso con resignación y dedicación ejemplar, chicas florero y, además, un asesino a sueldo incomprensible que comparece de tanto en cuando para estropear la precaria progresión dramática del invento.

Llena de situaciones límite (o sea, de esas en las que la película está a punto de virar hacia del delirio más absoluto), la película mora con cierta apañada dignidad de un subgénero tocado del ala por la falta de imaginación de quienes lo cultivan. Su valor es más telefílmico que cinematográfico, pero quien guste de espectáculos de acción sin neuronas y con poca o ninguna gana de justificarse, Sed de venganza bien puede ser su película-pasatiempo.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

LA CHULETA DE CASA JULIÁN

De Mapi Hermida

Mucho se está fraguando gastronómicamente en el barrio de El Retiro, y para muy bien. Y más concretamente, en el bulevar d...


Podcast de cine: BUTACA VIP