El País

Crítica: El desafío: King contra Johnson

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Selma

Lo mejor:
La crónica del desafío Johnson-King que regalan las mejores secuencias de la película.

Lo peor:
La abundancia de personajes secundarios sin desarrollar.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
21 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 06/03/2015
  • Director: Ava DuVernay
  • Actores: David Oyelowo (Martin Luther King Jr.), Carmen Ejogo (Coretta Scott King), Jim France (Gunnar Jahn), Oprah Winfrey (Annie Lee Cooper), Tom Wilkinson (Presidente Lyndon B. Johnson), Giovanni Ribisi (Lee White), Haviland Morris (secretaria del presidente), André Holland (Andrew Young), Ruben Santiago-Hudson (Bayard Rustin), Colman Domingo (Ralph Abernathy), Omar J. Dorsey (James Orange), Tessa Thompson (Diane Nash), Lorraine Toussaint (Amelia Boynton)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Cuentan que el guion original de Paul Webb era el de otra película. Que Ava DuVernay decidió arrebatarle la gloria al "héroe" del sufragio universal estadounidense. En efecto, Selma era, originalmente, un elogio a la persona del presidente Johnson, convertido en el libreto en un icono de la lucha y conquista de los derechos civiles por parte de la comunidad afroamericana. Más allá de la altura de miras del ex-presidente, que venció la presión de poderosas fuerzas reaccionarias para finiquitar una marginación sangrante, sería injusto narrar esta historia con Martin Luther King como mero actor secundario. Más aún considerando que, por inexplicables motivos, a fecha de hoy, casi medio siglo después de su muerte, el cine americano aún le debe un biopic académico en condiciones a uno de los hombres más influyentes y admirables de la historia de Estados Unidos.

A DuVernay debió parecerle que no era plan, y por eso cambió drásticamente los equilibrios del relato. Así, Selma cuaja como un tributo al tesón irreductible de King, al sentido de estado y al patriotismo bien entendido de un hombre que se dejó la vida peleando en defensa de derechos humanos fundamentales que ahora damos por sentado, y que hace medio siglo eran aún una utopía. El acierto de DuVernay consiste en eludir los patrones clásicos del biopic beatífico de perogrullo. King emerge aquí como un personaje complejo, atrapado en la disyuntiva del líder popular que debe ser político y viceversa.

La clave, para que el retrato funcione, es encontrar un pedazo de la vida del personaje loado que quintaesencie el todo. Es decir, un episodio que sirva como instantánea para retratar al hombre, sin necesidad de torturarnos con una hagiografía de wikipedia sobre nacimiento, vida, milagros y muerte. Du Vernay escarba así en las circunstancias que rodearon la marcha de Selma a Montgomery matando dos pájaros de un tiro: ofreciendo una estimable panorámica histórica general del período y de la incendiaria coyuntura político-social de esos años decisivos, para después inmortalizar, con la colaboración de un espléndido David Oyelowo, la soledad crónica del hombre que acude a la llamada de la historia.

King emerge como un héroe entre claroscuros, alejado irremediablemente del hogar y de la responsabilidad del marido y padre, en aras de un bien común que trasciende el campo de visión del común de los mortales. Con una cuidada puesta en escena, muy clásica y muy académica, pero irreprochable en virtud de una magnífica dirección de fotografía, diseño de producción y montaje, DuVernay escarba en la dimensión política del mito, del líder obligado a abrazar el pragmatismo del hombre de estado que debe alcanzar a ver allí donde otros no ven. Selma retrata a un King atormentado pero con altura de miras, que crece como figura histórica en sus tensos vis a vis con Johnson, en el intercambio de golpes con Washington, en busca de una solución no visceral sino duradera.

Es en esas píldoras de alta política al teléfono o en el Despacho Oval, que saca a la luz el tira y afloja entre el "presidente de los blancos" y el "presidente de los afroamericanos" donde la película regala sus minutos más intensos, más potentes. Selma, con todo, no acierta a esquivar completamente la tentación del énfasis dramático y el ramalazo sensiblero, bordando la consistencia de la trama central, pero sin resistirse a introducir en el relato un puñado de secundarios de carne y hueso (entre ellos la gran mujer detrás del gran hombre) que concurren pero que están de paso, dejando cabos sueltos y subtramas accesorias a medio cocer. A la larga, con todo, pesan más los aciertos que los desaciertos.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP