El País

Crítica: Michael Patrick King continúa asesinando el prestigio de la icónica serie con una secuela inorgánica, contraproducente y de humor grueso indigerible

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Sexo en Nueva York 2

Lo mejor:
Chris Noth, un actor con carisma ejemplar

Lo peor:
La infumable factura de la comedia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
31 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 03/06/2010
  • Director: Michael Patrick King
  • Actores: Sarah Jessica Parker (Carrie Bradshaw), Kristin Davis (Charlotte York), Cynthia Nixon (Miranda Hobbes), Kim Cattrall (Samantha Jones), Chris Noth (Sr. Big), David Eigenberg (Steve Brady), Evan Handler (Harry Goldenblatt), Mario Cantone (Anthony Marantino), Noah Mills (Nicky), Liza Minnelli (Liza Minnelli)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

"Sexo en Nueva York 2" hace bueno el dicho aquel de que nunca segundas partes fueron buenas, y más aún cuando las primeras tampoco lo fueron. Deformada hasta el límite de lo grotesco, la icónica serie televisiva languidece en la pantalla grande, envejeciendo fatal y proyectando el destino insufible de las cuatro fantásticas mucho más allá de aquello que los límites de una narrativa medianamente presentable consentiría. "Sexo en Nueva York 2" se ceba en el morbo del ocaso de las divas haciendo comedia de pincel grueso a vueltas con el infierno matrimonial (manda narices, en el universo de las solteras de oro) en una horterísima explosión de glamour hueco que destartala, por eso, por hueco y desafinado, todo el encanto natural y perverso del producto televisivo.

Lo del primer "Sexo Nueva York" tenía su aquel a ráfagas. El señor Michael Patrick King conservava aún algo de pólvora de la vieja serie para insertar, en mitad del desconcierto de una película mediocre, destellos de alta comedia y diálogos de punta afilada. Aquí ya no hay centro ni epicentro, el desaguisado orbita en torno al recuerdo de días mejores mientras asistimos estupefactos a la degeneración indigna de un icono del audiovisual moderno.

Degeneración entre infames apologías (es lo que tienen las comedias malas, que acaban pareciendo ser lo contrario de lo que en verdad querían) del pijerío femenino radical, de la frivolidad idiota y mononeuronal, de la deficiente carburación de los cerebros de ciertas mujeres a cierta edad, proyectando una imagen de ellas tan en boga en el cine de ahora, en el éxtasis de la superficialidad y el guiño a un público femenino condescendiente con todo, "Sexo en Nueva York 2" se rebaja hasta límites inenarrables para seguir respirando a costa de traicionarse a sí misma en un infumable desfile de modelitos de fiesta fuera de contexto esculpido para ávidas lectoras de la revista Vogue que sólo van al cine de guindas a brevas. Volverá a arrasar entre ese público aireando una imagen terrorífica de la madurez femenina sin coartadas.

Y es que el problema de "Sexo en Nueva York 2" es precisamente ése, que no digerimos su idiotizante idiosincrasia porque no tiene ni un solo minuto de comedia aprovechable y porque, a costa de dejar morir el filón por degeneración espontánea, Michael Patrick King consigue que detestemos con ahínco a las cuatro pijas neoyorquinas, a sus insufribles maridos, a sus amantes y a toda su prole. La dignidad exige echar el cierre definitivo y a perpetuidad. No caerá esa breva, pero si la tercera entrega pierde puntos con semejante intensidad respecto a la segunda que la segunda respecto a la primera se avecina una hecatombre cinematográfica de proporciones sósmicas. Qué cruz.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP