El País

Crítica: Pinceladas en el celuloide

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Shirley. Visiones de una realidad

Lo mejor:
La riqueza del diálogo entre cine y pintura invoca poderosas reflexiones sobre la representación artística de la realidad

Lo peor:
Su valor reside, esencialmente, en lo ensayístico; se trata de un filme sin recovecos, carente de magia cinematográfica

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
8 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 08/08/2014
  • Director: Gustav Deutsch
  • Actores: Stephanie Cumming (Shirley), Christoph Bach, Florentín Groll, Elfriede Irrall
  • Nacionalidad y año de producción: Austria, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Shirley: Visiones de una realidad es el primero de los proyectos del artista multidisciplinar Gustav Deutsch que se estrena en circuitos de distribución convencionales. Pese a que Deutsch se apropie de los modos y maneras del videoarte, su último trabajo es el más accesible hasta la fecha; una ficción lineal que deja atrás experimentos como la trilogía que conforman Film ist. (1998), Film ist. 7-12 (2002) y Film ist a Girl & a Gun (2009), ensayos urdidos a partir del remontaje de materiales ajenos. No obstante, Shirley: Visiones de una realidad comparte con la filmografía precedente del director un afán por meditar en torno al dispositivo cinematográfico, las convenciones narrativas y la dimensión ideológica que subyace a representar de una forma u otra la realidad.

 En esta ocasión, Deutsch toma como fuente de inspiración trece cuadros del pintor neoyorkino Edward Hopper que, dispuestos cronológicamente, constituirán el motor narrativo de una película cuya acción tiene lugar entre los años '30 y los '60, apoyándose en piezas tan relevantes como Room in New York (1932), Night Window (1938), Morning Sun (1952) o Intermission (1963). Con una ambientación de interiores esmeradamente teatral que mimetiza con precisión los detalles de los cuadros de Hopper, Shirley: Visiones de una realidad no solo pone en movimiento los lienzos en cuestión, sino que detalla el contexto histórico en el que fueron concebidos -a través de un programa radiofónico de noticias- y hace de las solitarias figuras del pintor personajes de un relato que no es otro que el de la Historia de los Estados Unidos.

 Reconocemos las huellas de esa Historia en el día a día de Shirley (Stephanie Cumming), actriz de intelecto inquieto y fuerte conciencia social, que será testigo de la convulsa vida cultural y política de la América de entonces. El oficio de la protagonista no resulta en absoluto baladí: Deutsch rebate la tesis del supuesto sustrato realista de la pintura de Hopper y deconstruye el carácter representacional de cualquier acercamiento artístico a la realidad; y, por qué no, también de aquello que consensuamos como real. Reflexiones que se manifiestan mediante un diálogo interlingüístico entre lo cinematográfico y lo pictórico, meritorio estudio del espacio y de la iluminación que explora tanto el influjo de Hollywood en la producción pictórica de Edward Hopper como la influencia determinante del tableau vivant en el cine desde la prehistoria del medio.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP