Crítica: Un inspiradísimo Scorsese esculpe un hipnótico thriller, impecable en forma y fondo, en el umbral entre la enajenación y la cordura

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Shutter Island

Lo mejor:
Una puesta en escena absolutamente genial

Lo peor:
Que quizá haya que verla dos veces para sacarle todo el jugo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.8
46 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 19/02/2010
  • Director: Martin Scorsese
  • Actores: Leonardo DiCaprio (Teddy Daniels), Jackie Earle Haley (George), Mark Ruffalo (Chuck Aule), Ben Kingsley (Dr. John Cawley), Michelle Williams (Dolores Chanal), Patricia Clarkson (Ethel Barton), Max von Sydow (Dr. Jeremiah Naehring)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 13 años

+ info

Scorsese puede con lo que le echen, campa a sus anchas por cualquier género con la soltura de los grandes, por más que tantos se empeñen en darle sepultura en vida, cantando las miserias de un cine de madurez que, en unos años, recogerá, tiempo al tiempo, las loas merecidas. A "Shutter Island" llegó de rebote, abriendo un paréntesis de proyectos más personales y académicos, ejecutando un impecable trabajo de encargo para descubrir, haciendo camino, que la claustrofóbica novela de Dennis Lehane le daba cuerda para escarbar en los miedos ancestrales de su cine (la psicosis de una mente al límite de la cordura; en el umbral de la enajenación y la hecatombe) desde una perspectiva inédita, acuñando códigos de transmisión más populares, pero en la onda de atmósferas irrespirables y salvajemente existencialistas del mejor Tourneur, de Robert Wiene, guiñando un ojo o los dos a la escalofriante dimensión escénica del expresionismo fílmico; en un lugar indeterminado entre la locura y su reverso.

Scorsese hace suya, y cómo, la asfixiante odisea isla adentro de Lehane en busca de un atisbo de lucidez en medio de una malsana atmósfera de maldad contenida. El resultado es una película hipnótica desde el primer al último minuto; un viaje nada trivial a las cloacas más oscuras y siniestras de la psique humana a caballo entre lo real y el espejismo de lo real, en una ficción inquietante que es tal por hablar como habla de la locura desde la escalofriante lucidez de la cordura. Scorsese borda la exuberante congoja de un universo fantasma, que percute brutal en ojos y oídos por culpa y efecto de un demoledor filtro expresionista que resalta los perfiles de la pesadilla con la precisión deliberadamente desmesurada de un genio en horas altas.

El director de "Toro salvaje" se reinventa y se gusta en el empeño inyectando irrespirable inquietud a un relato espinoso, lleno de aristas, que se vale del género para esbozar miradas oscuras a la condición humana del hombre moderno, trazando un escalofriante discurso retroactivo acerca del nazismo implícito en las políticas de control, esbozando un discurso histórico muy vivo acerca de los límites terapéuticos y científicos de la perfidia humana, de los instrumentos de terror que perpetúan los estados totalitarios explícitos o implícitos desde la agobiante apnea de una olla a presión a punto de estallar.

He aquí un cursillo acelerado de cine de terror y suspense que es mucho más que eso, de thriller infectado de emociones al límite que sobrecoge por la intensidad turbadora de su descarnado factor humano. "Shutter Island" es una pesadilla en imágenes prácticamente modélica, en contenido y continente, que redescubre a un Scorsese relativamente nuevo dejándose ir, felizmente, a territorio desconocido. DiCaprio, que ya no necesita el aval del eterno elogio para reivindicarse como lo que es: un actor portentoso, y el eternamente turbio e insondable Ben Kingsley, que llena de matices el arquetipo del moderno Caligari, ponen la guinda del suculento pastel. Cine grande, en definitiva: Scorsese no nos falla ni del derecho ni del revés.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP