El País
Imprimir

Crítica: Ashton Kutcher y Natalie Portman son amigos con derecho a roce en esta descafeinada y estereotípica comedia romántica del director de "Cazafantasmas"

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Sin compromiso

Lo mejor:
La reaparición de Kevin Kline

Lo peor:
Que es tan horrorosamente predecible

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
13 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia romántica
  • Fecha de estreno: 25/03/2011
  • Director: Ivan Reitman
  • Actores: Natalie Portman (Emma), Ashton Kutcher (Adam), Cary Elwes (Dr. Metzner), Kevin Kline (Alvin), Olivia Thirlby (Katie), Greta Gerwig (Patrice), Lake Bell (Lucy), Chris "Ludacris" Bridges (Wallace)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Dicen que de tal hijo tal padre, pero Ivan Reitman, progenitor del director de Juno y Up in the Air, es una excepción a la regla. Desde Los cazafantasmas no da pie con bola, y Sin compromiso no viene a enmendar la plana, ni mucho menos. Comedia romántica de cajón, al uso, estructurada en torno a una inagotable retahíla de estereotipos con look posmoderno pero filosofía arcaica, su último trabajo se aviene al esquema clásico y tradicional del "chico conoce chica..." ajeno a la moda imperante de masculinizar las emociones para aproximarse al toque Apatow.

Ni un gramo de sofisticación o diversidad encierra esta previsible peripecia sentimental que, para más inri, es un clon de la muy reciente Amor y otras drogas pero sin Prozac de por medio. A saber: dos jóvenes aunque sobradamente preparados se gustan, se arrejuntan pero no quieren saber nada de compromisos ni miradas tiernas. Alérgicos al sentimentalismo los dos tortolitos potenciales son nada más que amigos con derecho a roce, porque son modernos, desenfadados y porque se las pintan solos para ser felices. Cómo no, quién lo diría, el catre acaba excitando emociones, los sentimientos florecen y el sexo sin amor acaba necesitando que lo rieguen con amor.

Reitman perfila con estos mimbres una comedia de libro, en la que nada de lo que en ella ocurre o se dice se sale del guión de lo predecible. Por supuesto, es lo que se lleva a hora, la comedia idiota imperante acaba muriendo para dar paso al lagrimeo de un bobísimo conato de melodrama, de película con mensaje y moraleja, pero en serio, sin bromas.

Sin compromiso pasa de la chanza al desgarro emocional con ninguna credibilidad alimentando esa idea tan americana de que las relaciones hombre-mujer han de orientarse por fuerza a la búsqueda del amor para toda la vida, con bodorrio mediante, compromiso de fidelidad eterna por escrito y todas esas cosas. Como de costumbre el guión de Sin compromiso castiga a los picaflores y los redime de su enfermizo materialismo a base de tópicos. Entre tanto Natalie Portman se descuelga con el papel menos digno de recuerdo de su carrera al lado de un Ashton Kutcher que, a estas alturas, no tiene remedio ni salvación factible

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP