El País

Crítica: David Koepp reinterpreta a su bola las convenciones del cine de persecuciones sobre ruedas con un collage de géneros a ratos ameno y a ratos disperso, y caótico

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Sin frenos

Lo mejor:
Joseph Gordon-Levitt

Lo peor:
Que Koepp no sabe qué película quiere hacer

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 21/09/2012
  • Director: David Koepp
  • Actores: Joseph Gordon-Levitt (Wilee), Jamie Chung (Nima), Dania Ramirez (Vanessa), Michael Shannon, Aaron Tveit (Kyle), Aasif Mandvi (Raj), Nick Damici (policía detective), Lauren Ashley Carter (Phoebe), Ashley Austin Morris (recepcionista), Wolé Parks (Manny)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Homenaje, a su manera, a esos zumbados del pedal que se juegan el pellejo haciendo slalom por las calles de la Gran Manzana por un mísero estipendio haciendo llegar en hora los paquetes y mensajes que no caben en el WhatsApp o en un archivo adjunto del correo electrónico, Sin frenos hace plena justicia al título que le da nombre. David Koepp se monta un inclasificable cajón de sastre genérico a rueda, cuando puede, de una sucesión de espectaculares persecuciones acrobáticas sobre el asfalto neoyorquino con complejo, en sus trances más desmesuradamente espídicos, de A todo gas sobre dos ruedas pero con personajes y corazón. Koepp, digámoslo claro, se hace un fenomenal lío haciendo pruebas, ensayando tonos y buscando un equilibrio de subgéneros que le viene grande. Su película anda desbocada de principio a fin.

A ratos se disfraza de thriller urbanita, a otros de parodia cafre del cine de persecuciones. Eso cuando no parece una comedia de adolescentes en celo o, alternativamente, un cómic anfetaminado de superhéroes de carne y hueso. Sin frenos es todo eso y a la vez nada. Koepp no tiene muy claro qué película quiere filmar.

Hay que reconocerle su pericia para meternos en el ajo a rebufo de las mutaciones que sobre la marcha experimenta esta esquizofrénica película. En sus mejores ratos es un divertimento notable, un rebuscadísimo mecanismo de relojería con hora de autodestrucción y una audacia formal nada desdeñable. En los peores es una burda relectura del cine de persecución, un hipervitaminado videojuego adolescente con ortopédica intriga como sustento.

Por un lado está el acomodable e intachable Joseph Gordon-Levitt, camino de cuajar como actor de cabecera de la generación de los treinta y pico, imprimiendo al personaje un carisma que en el guion no tiene, por otro un pasadísimo e histriónico Michael Shannon, encarnando un villano de película de críos. El contraste es notable. Es como si convivieran bajo un mismo techo personajes y situaciones diseñados para dos o tres películas diferentes. Eso sí, si renuncias a buscar en ella rastro de sensatez y/o equilibrio, corres el riesgo de divertirte como un enano.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP