El País

Crítica: Neil Burger desperdicia una premisa de lo más atractiva, diluida en un thriller mecánico y olvidable pilotado por un inspirado Bradley Cooper

  • Autor:
  • Fecha: 14/04/2011
Sin límites (2011)

Lo mejor:
La premisa inicial

Lo peor:
El monótono thriller que brota de ella

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
21 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Misterio
  • Fecha de estreno: 08/04/2011
  • Director: Neil Burger
  • Actores: Bradley Cooper (Eddie Morra), Robert De Niro (Carl Van Loon), Abbie Cornish (Lindy), Andrew Howard (Gennady), Anna Friel (Melissa), Johnny Whitworth (Vernon), Robert John Burke (Pierce), Darren Goldstein (Kevin Doyle), Ned Eisenberg (Morris Brandt), T.V. Carpio (Valerie)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Decepción ante una película que se suicida. Sin límites nos pone los dientes largos, se postula como un diabólico thriller de ciencia-ficción que proyecta una mirada cínica y maliciosa hacia el engendro capitalista; pero es todo de boquilla. Se añora la película que pudo ser pero nunca fue. Es decir, nuevamente Hollywood nos engatusa con una premisa potente, con el esbozo de una chispa argumental brillante para revelar, plano a plano, que detrás del golpe de genio de la idea matriz no hay nada más que rutinas.

Neil Burger tiene una mina entre manos, pero simplemente no la sabe aprovechar. Los antecedentes son insuficientes, un escritor caótico y en el dique seco que descubre la existencia de una droga que le permite exprimir todo el potencial de su oxidado cerebro. Ahí hay madera de gran película, pero Burger descarrila dejándose ir por los raíles de un thriller sin credibilidad que se adentra en lo convencional a velocidad crucero.

Sin límites va clamorosamente de más a menos, desinflándose, echando a perder sus mejores bazas. De ecuador en adelante Burger ha perdido el control, y su película deja de parecerse al thriller envenenado que asomaba el hocico en los primeros compases. El director de El ilusionista se esmera por significarse, por imprimir sello, pero lo hace sin discreción, por las bravas y descuidando lo que de verdad importa.

Llega un momento en que no queda otro argumento que la solidez del elenco protagónico. De Niro ya ni está ni se le espera, pero Bradley Cooper hace oposiciones a estrella con notable convicción pidiendo más cancha a gritos y demostrando que además de un tío muy guapo es un excelente actor

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP