El País

Artículo: Skyfall

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 02/11/2012

Javier Bardem es el villano de la nueva entrega de James Bond, un giro de 180 grados en la rutina de la saga.

Skyfall
  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 31/10/2012
  • Director: Sam Mendes
  • Actores: Daniel Craig (James Bond), Helen McCrory (Clair Dowar), Ben Whishaw (Q), Ralph Fiennes (Gareth Mallory), Bérénice Marlohe (Sévérine), Javier Bardem (Raoul Silva), Naomi Harris (Eve), Judi Dench (M), Albert Finney (Kincade), Ola Rapace (Patrice), Rory Kinnear (Bill Tanner)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

La 23ª entrega de la saga Bond no podía ser una película cualquiera. 2012 es el año del 50 aniversario de la franquicia, y Skyfall nació con vocación de ser uno de los títulos referencia de la serie. Para tocar ese techo se recurrió a los servicios de un director de primera. Sam Mendes (American Beauty) es un director de teatro metido a cineasta, y nunca antes había lidiado con un proyecto de esta colosal magnitud, con una película de acción y presupuesto mastodóntico.

Mendes, fan incondicional de la saga y de las novelas de Flemming desde niño, se desmarca de la línea habitual. Skyfall es una película que mira siempre de reojo las vicisitudes del mundo actual, un tiempo de enemigos invisibles, de guerra digital y de estados que ya no convencen a nadie cuando enarbolan la bandera de la ética y la justicia. La cinta pone el foco más que nunca en los personajes. Bond, desencantado e incómodo en el papel marginal que el nuevo MI6 le tiene reservado, tiene que capear con una conspiración, encabezada por un antiguo espía de la agencia (Javier Bardem), dispuesto, caiga quien caiga, a vengarse de la agencia y de M., su antigua mentora. Un atentado en las oficinas del MI6 obliga a Bond y a M. a trabajar codo con codo, mientras su eterna relación de amor-odio se transforma en una suerte de relación materno-filial imposible. Los métodos terroristas del agraviado exagente ponen en jaque al país. Y Bond se ve obligado a volver al pasado para detener la temible amenaza.

Al servicio de S.M.

James Bond. Presuntamente muerto tras la fallida ejecución de una misión en Estambul, Bond (Daniel Craig) vuelve al redil, pero en los meses alejados del servicio sus habilidades parecen haberse oxidado definitivamente. Sin embargo el MI6 vive sus horas más bajas, y M. necesita urgentemente de sus servicios para intentar detener el afán destructivo de un antiguo agente de la agencia con cuentas pendientes. Bond, sin embargo, parece haber perdido toda confianza en el sistema y en los políticos que deciden arbitrariamente la suerte de los agentes de la agencia.

M. Nunca antes tuvo tanto protagonismo. Su insatisfactoria gestión de la misión en Turquía es el pretexto que los políticos británicos necesitan para jubilar a la más leal servidora de los servicios secretos británicos. M. (Judi Dench) sabe que Bond es su única esperanza para capturar al hombre que amenaza con destruir el MI6 y, con él, el legado de su máxima responsable durante las últimas décadas. Pero antes de aceptar la jubilación forzosa M. quiere limpiar su nombre y sacar a la agencia del atolladero crítico en el que se encuentra.

Gareth Mallory. Es el nuevo presidente del Comité de Inteligencia y Seguridad del gobierno británico, y eso significa que un burócrata es el nuevo director de los destinos del MI6. Interpretado por Ralph Fiennes, Mallory pretende deshacerse de M. cuanto antes para tomar las riendas de la agencia personalmente. Partidario de prescindir de los servicios de Bond y de todos los agentes de la vieja escuela, pronto verá cuestionadas sus más firmes convicciones y se verá obligado a reconocer que los viejos métodos del MI6 siguen siendo necesarios ante las nuevas amenazas.

Villano de cabecera

Su ya icónica caracterización de Anton Chigurh en No es país para viejos, fue su mejor credencial para hacerse con el papel de Silva, el rencoroso exagente del MI6 que planea la destrucción de la agencia y de la mujer que le envió al infierno. Mendes quería un villano complejo para el nuevo Bond, un malo sofisticado que escondiese un lado oscuro y perverso en la mejor tradición de los villanos Bond de la era Connery. Bardem era el actor perfecto para combinar esos dos registros. Skyfall es su primera película de acción, aunque ya olió la pólvora de cerca en la magistral Collateral, en la que interpretaba un pequeño pero carismático papel. Su carrera estadounidense marcha viento en popa, espoleada por el Oscar conquistado hace cinco años a las órdenes de los Coen. Lo veremos en lo próximo de Malick, la esperada To the Wonder y en el nuevo proyecto de Ridley Scott, The Counselor, junto a Brad Pitt y Michael Fassbender. Entre medias volverá al cine español de la mano de Santiago Zannou, a cuyas órdenes rodó Alacrán enamorado.

Y además

Bond 50 años después

• En octubre hace 50 años que se estrenó en salas el primer Bond, 007 contra el Dr. No, basada en el personaje creado por Ian Fleming.

• Sean Connery fue el primer actor en encarnar al agente. Lo hizo en siete películas. Le siguieron Roger Moore (en otras tantas), George Lazenby (en una), Timothy Dalton (en dos) y Pierce Brosnan, el favorito del público según las encuestas (en cuatro).

• Ursula Andress, Jane Seymour, Kim Bassinger o Halle Berry son algunas de las chicas Bond más recordadas.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

ADIÓS A PETER GREEN.

De Luis Javier Martínez

Peter Green (Peter Allen Greenbaum; 29 de octubre de 1946 – 25 de julio de 2020)  cantante, compositor y guitarrista...


Podcast de cine: BUTACA VIP