El País

Crítica: El director de "Oldboy" cruza el charco, fiel a su estilo, con una película hipnótica que no se parece a ninguna otra

  • Autor:
  • Fecha: 16/05/2013
Stoker

Lo mejor:
Que Hollywood no haya devorado a Park Chan-wook

Lo peor:
El estilo es mucho más potente que la idea

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
17 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 10/05/2013
  • Director: Park Chan-wook
  • Actores: Mia Wasikowska (India Stoker), Nicole Kidman (Evelyn Stoker), Matthew Goode (Charles Stoker), Dermot Mulroney (Richard Stoker), Harmony Korine (Mr. Feldman), Lucas Till (Pitts), Alden Ehrenreich (Whip)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Nada en Stoker es lo que parece, y esa identidad hermética, que tanto cuesta descifrar es su mejor activo. El título es una trampa, al igual que el primer acto de una película que juega brillantemente al despiste, dándote esquinazo una vez tras otra. Nada que ver con el universo gótico del ideólogo de Drácula. La clave de bóveda es Park Chan-wook, protagonista absoluto de todas sus películas, un obseso de la forma y del continente que tiene un don, además, para explorar los rincones más siniestros del alma y la conciencia humanas.

 

Vista en perspectiva, Stoker es, como era de esperar, la versión más light del genial cineasta coreano que, no obstante, no sucumbe a los dictados y estigmas del cine comercial estadounidense. Es decir, que la buena noticia es que Stoker es una película de Park Chan-wook, y que seguramente no podría ser de ningún otro. Hipnótico y desasosegante, lo nuevo del director de Oldboy tiene la notable virtud de no parecerse a nada, de no encajar en categoría o etiqueta alguna, de ejercer desde el primer minuto de thriller anárquico y desconcertante sorteando parecidos razonables. También es cierto que Stoker cojea del pie del que cojean los últimos trabajos de Park: un formalismo desmesurado y un exhibicionismo muy mal disimulado.

 

Es decir, estamos ante un ejercicio de estilo y ante un derroche de recursos formales al servicio de un relato perverso e inquietante que, con todo, en manos de otro habría sido un perfecto muermo. Stokerno se cansa de sorprendernos, de girar hacia lo imprevisto y de susurrar incontables secretos. Park consigue además una impecable compenetración entre los tres actores protagonistas, del todo sumergidos en los mil vericuetos de la siniestra fábula que, para variar, sugiere que Hollywood no siempre es una trituradora de talentos. Park, al menos, ha sobrevivido a la mudanza.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP