Crítica: Comedia familiar a mayor gloria de Kevin James, entre chistes tibios y enredos rutinarios en plan parodia de "La jungla de cristal"

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Superpoli de centro comercial

Lo mejor:
Que los fans de Kevin James le encontrarán la gracia

Lo peor:
Que probablemente el resto de los mortales no

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0
0 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 27/03/2009
  • Director: Steve Carr
  • Actores: Kevin James (Paul Blart), Jayma Mays (Amy), Keir O´Donnell (Veck Sims), Bobby Cannavale (comandante Kent), Stephen Rannazzisi (Stuart Lathan), Shirley Knight (madre)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Es posible, no digo que no, que Steve Carr, director de la cosa, se tenga bien merecidas un par de collejas. O por impartir justicia con equidad una para él y otra para Kevin James, excelente cómico, y, resultados en mano, guionista altamente mediocre. Pero la tontería excesiva que derrocha a cada quiebro "Superpoli de centro comercial" es consustancial al paquete. Inevitable. Estamos donde estamos, es decir, con los pies dentro de una comedia familiar tontorrona, de gags televisivos, mensajillo ´buenrollista´ y un baño exterior de caramelo casi-romántico. Todo a mayor gloria de su estelar protagonista, un Kevin James que es un extraordinario producto televisivo de sitcom pero que en pantalla grande por unas cosas u otras sigue sin acabar de dar el do de pecho.

En fin, que la bobería se ve venir y se consiente, porque de no ser consentida nadie se dejaría arrastrar por la explícita imagen pública de la peliculilla en cuestión. Pero quien merece collejas a diestro y siniestro sin misericordia son los geniales traductores del "Paul Blart: Mall Cop" original. Lo de "Superpoli de centro comercial", título cantamañanas donde los haya, merece figurar con letras de oro en la antología de traducciones horrorosas y punibles de ahora y siempre. Esta vez la distribuidora no ha tenido piedad. Juro que la película no merece semejante título, juro que no es tan mala como el descacharrante título puede invitar a creer. La de Carr no es sino una suerte de remake en clave de guasa mayor de "La jungla de cristal" pero con poli (segurata en este caso) orondo, pardillo y perdedor y en el paraíso natural del ocio capitalista contemporáneo: el centro comercial.

Es floja, claro, mucho, y los chistes son en el mejor de los casos regulares. Pero es cine con función social: consentir a padres e hijos mirar a la misma película sin que el uno y el otro acaben aplastados por el tedio. Ojo, jamás nos atreveríamos a recomendarla y jamás discutiremos con quien la sentencie como un fenomenal bodrio. Sólo insinúo que con semejante título el susto se prometía aún mayor, y que Kevin James es un tipo salado que tiene sus momentos de inspiración. En definitiva que no es abyecta ni nauseabunda, es simplemente una comedia mediocre para acompañar el vaciado del correspondiente tanque de palomitas.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP