El País
Imprimir

Crítica: Terror inmobiliario

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Sweet Home

Lo mejor:
La fotografía de Antonio J. García

Lo peor:
No destaca precisamente por sus aportaciones al panorama actual del género

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.9
10 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Terror
  • Fecha de estreno: 08/05/2015
  • Director: Rafa Martínez
  • Actores: Ingrid García Jonsson (Alicia), Bruno Sevilla (Simon), José María Blanco (Sr. Ramón), Eduardo Lloveras (Sr. Ramón), Miguel Ángel Alarcón (Encapuchado 2), Luka Peros (Encapuchado 3), Mariona Perrier (Sra. Carmen)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Hacía poco reflexionábamos, a propósito de la magnífica The Guest ( Adam Wingard, 2014), acerca de la pertinencia actual del home invasion, vertiente del cine de terror donde un allanamiento de morada desata el pánico entre los habitantes de la casa de turno. Sweet Home, ópera prima de Rafa Martínez -quien, además, firma el libreto acompañado de Ángel Agudo y Teresa de Rosendo- tiene especial interés como recontextualización del subgénero en una historia ubicada en la España de los desahucios y los alquileres asesinos, donde el sueño de pertenecer a un hogar ha desaparecido en el tragadero de la burbuja inmobiliaria.

 Alicia (una solvente Ingrid García Jonsson a lo scream queen) y Simon ( Bruno Sevilla) pasan una noche romántica y clandestina en un edificio que han abandonado todos los residentes menos un terco anciano. Entonces, varios encapuchados armados -que, significativamente, se comportan como becarios preocupados en no cabrear demasiado al jefazo-, contratados por la empresa propietaria del inmueble, llevarán hasta las últimas consecuencias una brutal campaña de desalojo. Como podrá imaginar el lector, la escabechina está servida, pero pese a su afán de perturbar, divertir y remover en el asiento a la audiencia, Sweet Home es un slasher tibio, que se limita a remedar clásicos del género, pero sin resultar casi nunca mínimamente contemporánea en sus formas. En otras palabras: el indudable interés de su discurso no se ve correspondido en unos modos cinematográficos a todas luces trasnochados.

  Sweet Home parece más preocupada por guiñarle el ojo al aficionado desde la nostalgia por estadios del género superados tiempo atrás que en explorar nuevos senderos expresivos. Sin embargo, no se trata de un producto desdeñable: la notable labor fotográfica de Antonio J. García otorga una atmósfera malsana a los acontecimientos. Pero, por encima de cualquier otro mérito, se erige una escena brillante -tanto por su fuerza expresiva como por la labor de realización- que justifica, por sí sola, el visionado del largometraje: aquella en la que Alicia descubre cómo el psychokiller -que, en realidad no es tal, sino un empleado entregado en cuerpo y alma a su oficio- ejerce su trabajo de limpieza. En ese instante, Sweet Home ofrece retazos de una violencia auténticamente incómoda cuyas implicaciones, representacionales e ideológicas, resultan sumamente inquietantes.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “MILES AND MUSIC” SEATTLE (3)

De Luis Javier Martínez

El contenido musical de Seattle da para más “Miles And Music”, aquí seguimos con destacados y notables protagonistas: QUIN...


Podcast de cine: BUTACA VIP