Crítica: Icíar Bollaín y Paul Laverty exploran las miserias del colonialismo y el neocolonialismo en un ejemplar drama tridimensional pilotado por un grandioso Luis Tosar

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
También la lluvia

Lo mejor:
Tosar y el ensamblaje ejemplar de los diferentes niveles del relato

Lo peor:
Que habrá quien cuestione la transformación del personaje de Tosar

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
74 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Histórica
  • Fecha de estreno: 05/01/2011
  • Director: Icíar Bollaín
  • Actores: Gael García Bernal (Sebastián), Najwa Nimri (Isabel La Católica), Luis Tosar (Costa), Karra Elejalde, Raúl Arévalo, Carlos Santos
  • Nacionalidad y año de producción: México, España, Francia, 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

La primera intención de Paul Laverty era modelar una dramatización histórica de la conquista de América, del genocidio (palabra que incomoda especialmente al revisionismo imperante) perpetrado allí por nuestros compatriotas y de la heroica resistencia ética encabezada por Bartolomé de las Casas y otros dominicos con conciencia de Humanidad. Pero el proyecto se expandió casi por inercia. Los ecos de aquel modelo de explotación sistemática y de colonización despiadada y terroríficamente pragmática resonaban intensos en el presente; y así nace También la lluvia, solapando la sensibilidad ultrajada del indigenismo latinoamericano frente a una lacra que muta y se disfraza al calor del oportunismo y las coartadas moralistas, pero que no se destruye, sólo se transforma.

En ese escenario inventan Laverty e Icíar Bollaín este sobrecogedor tríptico humanista que explora en tres dimensiones la amplitud conceptual del fenómeno colonial en un esquema de muñecas rusas. Por un lado el accidentado rodaje de una ambiciosa película sobre los conquistadores y la rebelión moral de algunos hombres buenos, por otro la citada película dentro de la película y por otro la sangrante Rebelión del Agua que emergió en la Bolivia de principios del siglo XXI como modelo de conflicto neocolonial, planteando un pulso atroz entre los indígenas y su insobornable dignidad y los intereses infames y criminales de las multinacionales que secuestran el progreso de los países del tercer mundo expoliando sus recursos naturales a plena luz del día y sin maquillaje, como los súbditos de la corona de Castilla cosificaban a los autóctonos para justificar un dominio basado en el desprecio más elemental por el hecho humano.

"También la lluvia concilia ejemplarmente estos dos modelos de explotación estudiando los ecos del pasado en el presente, denunciando la desidia de unos y de otros, encarnada aquí por las autoridades y por la ambivalencia moral del productor (soberbio Luis Tosar) y el director de la película dentro de la película. Laverty y Bollaín huyen del didactismo como de la peste, empantanan el relato en el meollo de un hiperrealismo sombrío y terrorífico maquetando su singular propuesta en el formato de un falso making of que desliza con admirable contundencia un imponente discurso histórico multivisión que borda un equilibrio extremadamente complejo.

"También la lluvia" es una película ambiciosa y con pretensiones, que no pretenciosa; emerge de ella el sombrío estado de la cuestión, sin ambages, de un conflicto centenario y de un deplorable ideal económico de conquista perfectamente institucionalizado, pero emerge no desde una panorámica solemne y maximalista, sino desde la quebradiza humanidad de dos individuos superados por la circunstancias que emprenden un viaje cruzado; desde el idealismo de sillón a la indiferencia egoísta el uno, y desde la indiferencia egoísta a la responsabilidad ante el sufrimiento ajeno el otro. Bollaín conjuga con enorme oficio las dos escalas, priorizando siempre la sensibilidad avasallada de sus dos personajes protagónicos a la tentación del discurso en mayúsculas, la demagogia y la autocrítica pueril.

Su película pertenece a ese selecto cajón del cine humanista contenido y ponderado, que es el bueno y es, además (también por culpa de Tosar y demás integrantes del inspirado elenco), la mejor película española de 2010 (y principios del 11). Cine además que aconseja visionados sucesivos; imposible dedicarle mejor piropo.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP