Crítica: Bocados de realidad

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Techo y comida

Lo mejor:
La soberbia prestación de Natalia de Molina

Lo peor:
Un retrato un tanto aséptico de la tragedia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.8
37 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 04/12/2015
  • Director: Juan Miguel del Castillo
  • Actores: Natalia de Molina (Rocío), Gaspar Campuzano (Alfonso), Mariana Cordero (María), Mercedes Hoyos (Antonia), Jaime López (Adrián), Javier Padilla (Jefe Super)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2015
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Juan Miguel del Castillo ha buscado referentes de mucho peso para su primera experiencia en el largo, y la buena noticia es que no le han venido demasiado grandes. Techo y comida tiene mucho del Ken Loach pre Tony Blair y de los descarnados perfiles femeninos en el filo del alambre de los Dardenne; hiperrealismo amargo, crudo y sin florituras, crónica de desestructuración y miseria, ventana al martirio social de uno de los millones de españoles que se pasean cada día por el precipicio pegándose a bofetada limpia con la vida para eludir la caída en la exclusión social, en la invisibilidad y en la depresión irreversible. Del Castillo desnuda el dolor atroz de una madre cualquiera de esas que nutren las estadísticas incómodas de la crisis. Bucea en el incontenible colapso de su pequeño reino, en la entregada defensa, hasta la última sangre, de su dignidad como persona y como madre, sin abalorios ni artificio, estudiando el colapso a quemarropa, con el rigor con el que se manejan los veteranos.

No hay rayos de luz ni redenciones de pega. La historia de Rocío no consiente desvíos melodramáticos, porque la realidad que dramatiza la estimable ópera prima del director andaluz muerde y devora, sin más. En esa tesitura, la cinta viene a ser al cine nacional algo así como lo que fue la espléndida Dos días y una noche de los Dardenne al cine francófono, a saber, un escalofriante estado de la cuestión, un enrabietado homenaje a los que se quedan atrás por culpa de la infumable ley del mercado. Techo y comida es el aterrador espejo de la España en involución post 2008, que desentraña los entresijos del colapso desde la miniatura, desglosando una minúscula parte que, en el fondo, es un retrato del todo.

Es cierto que Del Castillo no rasca demasiado más allá de la noticia del naufragio. A Techo y comida le faltan sutilezas de fondo y un atisbo de posicionamiento más complejo con respecto a la tragedia, pero los pros ganan con holgura a los contras. Y si hay dudas ahí está Natalia de Molina, soberbia y posicionándose para el Goya, para despejarlas. La actriz jienense se echa sobre las espaldas la carga íntegra del drama con un aplomo y un oficio insultantes. La suya es una de las grandes interpretaciones femeninas del cine español de los últimos tiempos. Ella es, sencillamente, el alma y el esqueleto de la cinta.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “UN GRAN DÍA EN HARLEM”

De Luis Javier Martínez

  Esta foto siempre ha sido una de mis favoritas. Tomada una mañana de  Agosto de 1958 en la calle 126 de Harlem...


Podcast de cine: BUTACA VIP