El País

Crítica: Imágenes de destrucción masiva

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
The Interview

Lo mejor:
Su sólida construcción y su efectividad cómica se ven enriquecidas por inteligentes apuntes sobre la relevancia de las imágenes y de lo mediático en nuestros tiempos.

Lo peor:
Su humor a veces peca de autocomplaciente

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
9 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 06/02/2015
  • Director: Evan Goldberg, Seth Rogen
  • Actores: James Franco (Dave Skylark), Seth Rogen (Aaron Rapaport), Randall Park (Presidente Kim), Lizzy Caplan (Agente Lacey), Diana Bang (Sook), Timothy Simons (Malcolm), Reese Alexander (Agente Botwin), James Yi (oficial Koh), Geoff Gustafson (Cole), Dominique Lalonde (Jackie), Anesha Bailey (Janet), Anders Holm (Jake)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Colaboradores habituales desde que participaran en los guiones de la segunda temporada de la legendaria Da Alig G Show (2004), Evan Goldberg y Seth Rogen conforman uno de los tándems creativos más interesantes de la comedia americana de la última década. Tanto es así que, ligados en un principio a la llamada "factoría Apatow" -es decir, a los largometrajes producidos por el también realizador y escritor Judd Apatow-, han demostrado talento de sobra como para trazar un itinerario en el género tan personal como coherente, tal como apunta Tonio L. Alarcón en el estudio sobre Goldberg-Rogen publicado en Dirigido Por, n.º 452.

Responsables de los libretos de comedias generacionales como la estupenda Supersalidos (2007) y la curiosa -aunque sumamente irregular- Superfumados (2008), han ido demostrando, película tras película, una fuerte querencia por estructuras narrativas de inusitada libertad y por convertir al gag en la fuerza rectora de tramas zigzagueantes. El miedo a la vida adulta o la precariedad de aquel estado de la existencia que denominamos madurez son temas recurrentes en una filmografía que desembocó, hace dos años, en su proyecto más ambicioso hasta la fecha, Juerga hasta el fin (2013), debut de ambos como directores. Desgraciadamente, resultó un vacuo ejercicio de tintes autoparódicos, una cara fiesta entre amiguetes con menos mordiente del pretendido. Más que nunca, se hacían evidentes las debilidades del equipo: los insistentes guiños cómplices al fan, el abandono de la narración a la acumulación de ocurrencias o los irritantes esfuerzos por demostrar lo cool que son los integrantes del elenco. Algo aún más imperdonable si tenemos en cuenta que Juerga hasta el fin fingía ser un ejercicio de autoinmolación.

No obstante, en su trayectoria no han rehuido meditaciones de interés: The Green Hornet (2011) reflexionaba sobre la ética de la prensa y Los amos del barrio (2012) acerca de la explosión de la burbuja neocon.

Nada más a la orden del día, y por partida doble, sin embargo, que su segundo trabajo como cineastas, The Interview (2014), cuyo retrato irreverente del tristemente célebre Kim Jong-un provocó la ira del gobierno norcoreano, que organizaría el mayor ataque corporativo de la historia: el hackeo masivo a Sony Pictures. Un hecho de repercusión internacional que ha estrellado a The Interview contra su propio hype, consecuencia de una campaña promocional que generó expectativas cimentadas en algo que, en realidad, nunca había estado allí; así pues, quien espere toparse con una corrosiva sátira política quedará tremendamente decepcionado.

Dave Skylark ( James Franco) y Aaron Raport (Seth Rogen), presentador y productor respectivamente de un mediocre aunque exitoso talk show, consiguen una entrevista exclusiva con el dictador Kim Jong-un (Randall Park). La CIA aprovecha la oportunidad para encomendarles la misión de asesinar al "amado líder", lo cual derivará, como imagina el lector, en una serie de catastróficos enredos, empezando por el hecho de que Skylark -un descerebrado que solapa sus traumas bajo un ego hipertrofiado- terminará por encariñarse del archienemigo.

El resultado es un artefacto mejor construido -y más gracioso, hay que decirlo- que la amorfa Juerga hasta el fin (2013); un filme lo suficientemente competente como para alcanzar cierto equilibrio entre lo derivativo de los acontecimientos y una arquitectura de mimbres clásicos. La química entre el trío protagonista permite que The Interview funcione a pleno pulmón -dejándonos un puñado de gags antológicos- como sátira de la cultura del espectáculo y relectura, en clave humorística, del cine de espías.

Pese a que caiga en algunos de los vicios habituales de la pareja, lo que termina de situar a The Interview por encima de la media es un discurso que la hermana con piezas de audiovisual recientes como El Congreso (2013), Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1 (2014), Perdida (2014), Nightcrawler (2014) o los vídeos de las ejecuciones llevadas a cabo por el ISIS. Productos, todos ellos, que se hacen eco de cómo, en tiempos de marketing viral y redes sociales, el campo de batalla por el poder se ha desplazado a los dominios de la imagen. Si The Interview supone un paso adelante para sus responsables no es solo porque estén madurando visiblemente como autores, sino porque saben aportar una mirada nada ingenua a nuestro presente: las imágenes se han erigido en representaciones que, una vez mediatizadas, constituyen relatos que devienen finalmente armas más poderosas que un arsenal nuclear, como bien sabe el artero Kim Jong-un de ficción.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP