El País

Crítica: Asgard es un universo hueco

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Thor: El mundo oscuro

Lo mejor:
Los toques de autoparodia

Lo peor:
Una trama plomiza que nunca termina de arrancar

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
29 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 31/10/2013
  • Director: Alan Taylor
  • Actores: Chris Hemsworth (Thor), Natalie Portman (Jane Foster), Tom Hiddleston (Loki), Stellan Skarsgard (Dr. Erik Selvig), Idris Elba (Heimdall), Christopher Eccleston (Malekith), Adewale Akinnuoye-Agbaje (Algrim / Kurse), Kat Dennings (Darcy Lewis), Ray Stevenson (Volstagg), Zachary Levi (Fandral), Tadanobu Asano (Hogun), Jaimie Alexander (Sif), Anthony Hopkins (Odin), Rene Rupnik (Frigga), Benicio del Toro (The Collector), Clive Russell (Tyr)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Una de las escenas más aplaudidas por los fans en Thor: El mundo oscuro es el cameo del Capitán América. Alan Taylor no ha elegido a Iron-Man, Spider-Man o ningún otro de los héroes Marvel. No, porque el quid de la cuestión es insertar un teaser trailer del próximo producto Marvel en cines, un guiño publicitario sin ningún disimulo. Una escena que resume perfectamente lo que es esta edad de oro Marvel en el cine: un permanente escaparate de exposición al público de sus últimas novedades; películas que funcionan como reclamo de otras películas, sobres sorpresa con una invitación para el próximo e inminente estreno en cines del gigante del cómic. Tal es la velocidad de los acontecimientos.

Marvel tiene, a día de hoy, cinco franquicias a pleno rendimiento, y está por llegar alguna más. Los incondicionales están encantados, pero el estándar de calidad, inevitablemente, se resiente. MáS allá de los incómodos y omnipresentes insertos autopromocionales, que por sí solos, dicen mucho del espíritu franquicia de las sagas Marvel, todas convenientemente interconectadas para optimizar beneficios, Thor: El mundo oscuro enfatiza la tendencia: costosísimos entornos digitales, escenarios deslumbrantes, músculo a raudales y, cierto, un agudo sentido del humor autoparódico que es ya seña de identidad de la casa, y coartada para los mejores minutos de cine de esta y otras películas.

Alrededor un intrincadísimo argumento multidimensional solo apto para iniciados, una cosmología árida para profanos y la sensación de que sin libro de ruta estás perdido. Las películas Marvel son, cada vez más, carnaza para los incontables fans de las viñetas. Seguir el hilo de los desajustes planetarios entre los Nueve Reinos y las ocurrencias astrofísicas que con alguna lógica, suponemos, conecta los destinos de Asgard y la Tierra, requiere conocimientos previos o lucidez extrema.

Lo frustrante es que todo ese follón narrativo es lo único que distingue Thor: El mundo oscuro de una sucesión de efectos digitales sin hilo conductor. Branagh lo lograba a duras penas, pero Taylor está a otra cosa. Sus personajes son huecos, el conflicto familiar-romántico una anodina sucesión de estereotipos. Todo ello, naturalmente, empaquetado con un despliegue de medios que corta el aliento, sin embargo la nueva criatura Marvel solo despierta cuando se ríe de sí misma (brillantemente en algunos casos; ver el periplo en metro del héroe camino de Greenwich).

Es la autoparodia la que sujeta a duras penas la inconsistencia y la extenuante espesura de una trama sin historia. Taylor se vuelca con la caricatura, pero eso solo no sirve para disfrazar la aparatosa falta de pegada de una saga que, dos películas después, sigue aun absorta en el paisaje y en el estruendoso jaleo digital.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP