El País

Artículo: «El cine apenas trata el lado más desagradable del amor»

  • Autor: Ignacio P. Rico
  • Fecha: 23/11/2017

La actriz trabaja a las órdenes de Carlos Marques-Marcet en la comedia dramática Tierra firme, protagonizada por su hija Oona Chaplin.

Tierra firme
  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 24/11/2017
  • Director: Carlos Marques-Marcet
  • Actores: Natalia Tena (Kat), Oona Chaplin (Eva), Geraldine Chaplin (Germaine), Trevor White (Martin), Charlotte Atkinson (Susana), David Verdaguer (Roger), Lara Rossi (Jinx)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2017
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Guía del Ocio: Si algo resulta inquietante y sugestivo en Tierra firme es su visión del amor, especial­mente descarnada.

Geraldine Chaplin: La emoción, el amor, la triste­za del amor. El cine apenas se atreve a tratar el lado más des­agradable del amor y la crude­za del tener que elegir entre te­ner o no tener hijos. La película cuenta una historia muy de hoy, y no lo digo únicamente por ha­blar de una pareja de lesbianas. La decisión de formar una fami­lia o no está a la orden del día. Una elección durísima que te planteas por la carga económi­ca que puede suponer un niño. Antes había una presión social, sobre todo hacia la mujer. Si no tenía hijos era una tarada. Ahora es una decisión a tomar.

G.O.: ¿Qué le dirías al espectador que va a encontrarse en esta película?

G.Ch.: Justo antes de hacer el doblaje tenía ganas de llorar. Vi la pelícu­la y... ¡qué complicado todo! Me mató. Tengo ganas de verla otra vez y no puedo por lo complica­do de mi agenda. Me conmovió de una forma que es difícil ex­presar. Se puede encontrar todo en ella. Hay que entrar y dejarse llevar por un ritmo, el del agua de los canales que corren jun­to a la casa de las protagonis­tas. Y una vez que entras en este ritmo lento, es todo un carrusel emocional. En las imágenes pa­rece todo tan normal, munda­no... La historia de una pareja que pierde un gato y debe deci­dir si quiere o no un hijo. Una lo desea y la otra no. Esto desplie­ga una panoplia de problemas y de tristeza.

G.O.: ¿Cómo ha sido el trabajo con Carlos Marques-Marcet?

G.Ch.: El director es un excavador del corazón. El trabajo con él ha sido un lujo. Durante el rodaje pensa­ba que era muy Robert Altman, con quien yo he trabajado mu­cho. Te da libertad continuamen­te, pero al final acabas diciendo lo que él quiere y como él quie­re, aunque pienses que lo has in­ventado tú. Adoro las interpreta­ciones de Oona Chaplin [su hija] y Natalia Tena. Y el actor, David Verdaguer, también está extraor­dinario. Es una película muy osa­da, muy osada. También quiero destacar a la co-escritora del guion, Jules Nurrish. Ha aporta­do mucho en la dirección. Venía al rodaje, se reía mientras veía las escenas, se implicaba.

G.O.: Tienes varios proyectos entre manos. ¿Podrías hablarnos de alguno de ellos?

G.Ch.: El último proyecto en que es­toy trabajando es una película dominicana. La han rodado los directores de Dólares de are­na, Laura Meliá Guzmán e Israel Cárdenas, con quienes ya ha­bía trabajado. Ha sido un trabajo muy intenso. Mi personaje está extraído de los años 80, una rei­na del punk. ¡Me he tenido que llenar de tatuajes! Pasado ma­ñana viajo a la Patagonia para comenzar a rodar una película de Juan Pablo Kolodziej. Se lla­ma Camino sinuoso y es un lar­gometraje de acción donde ha­go un papel de vieja malvada.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP