El País
Imprimir

Crítica: Benoit Poelvoorde e Isabelle Carré encarnan con convicción dos enamorados retraídos en este simpático taquillazo francés

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Tímidos anónimos

Lo mejor:
El inspirado dúo protagonista

Lo peor:
Las inevitables convenciones de género

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.2
6 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia romántica
  • Fecha de estreno: 28/10/2011
  • Director: Jean-Pierre Améris
  • Actores: Benoît Poelvoorde (Jean-René), Isabelle Carré (Angélique), Lorella Cravotta (Magda), Lise Lamétrie (Suzanne), Swann Arlaud (Antoine), Pierre Niney (Ludo), Jacques Boudet (Rémi)
  • Nacionalidad y año de producción: Francia, 2010
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Bendecida en masa por el público del país vecino, Tímidos anónimos no sólo es la comedia del año en Francia, también es la película que tuteó a "Amelie" en el box-office histórico de allí. Guisada y servida en tono fabulesco a vueltas con el azaroso periplo de búsqueda de la felicidad a través del amor, la propuesta de Jean-Pierre Ameris acuña ese modelo de sentimentalismo cómico tan en boga en el cine galo de nueva generación a mayor gloria de un Benoit Poelvoorde más contenido que de costumbre. Pero lo hace a su bola, con un discreto irreverente desdén por las normas establecidas.

"Tímidos anónimos" es una comedia romántica de aquella manera porque la sostienen dos individuos inadaptados, dos amantes excéntricos y asociales con problemas de comunicación extremadamente básicos. En torno a estos dos personajes bombón Ameris construye la dinámica causa efecto rompiendo moldes, no en vano las situaciones que alimentan el romance, los avatares sentimentales que conducen al previsible éxtasis amoroso son cualquier cosa menos románticas. No es una película original por planteamiento u objetivos, pero sí por la pintoresca naturaleza de los tortolitos.

Y ese es precisamente el fuerte de esta simpática comedia; la química de dos actores, Poelvoorde e Isabelle Carré muy por la labor, extremadamente cómodos con sus respectivos personajes. Sin cargar las tintas del enredo más de la cuenta, en tono amable y con estimables dosis de encanto, Tímidos anónimos te toca la fibra por la imperfección crónica de sus inquilinos, por la humanidad quebradiza y neurótica de dos amantes con los te identificas sin esfuerzo. Es esa empatía entre el dúo protagonista y la platea la carta mejor jugada por Ameris quien por una vez y sin que sirva de precedente concilia ingenio y olfato comercial.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs