El País

Crítica: La redención a través del perdón

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Un largo viaje

Lo mejor:
La extraordinaria emotividad del relato

Lo peor:
Alguna concesión melodramática de más

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
28 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 04/07/2014
  • Director: Jonathan Teplitzky
  • Actores: Colin Firth (Eric), Nicole Kidman (Patti), Stellan Skarsgard (Finlay), Michael MacKenzie (Sutton), Jeffrey Daunton (Burton), Tom Stokes (Burton), Bryan Probets (Major York), Tom Hobbs (Thorlby)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, Suiza, Australia, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Algo así como la contracrónica de la épica bélico-patriota de la legendaria El puente sobre el río Kwai. Eso es, a grandes rasgos, lo último de Jonathan Teplitzky, que revive el horror, en clave melodramática, de los prisioneros del bando aliado que pusieron en pie el llamado Ferrocarril de la Muerte, esclavizados por los japoneses, en la construcción de una de las infraestructuras bélicas más ambiciosas del frente del Pacífico, desde las desgarradoras memorias de un superviviente, Eric Lomax, que sobrevivió al infierno para contarlo, arrastrando de por vida un trauma que a punto estuvo de minar su cordura.

Colin Firth perfila, con el insultante oficio de costumbre, los desvelos de uno de esos incontables héroes anónimos de la II Guerra Mundial, que emergieron desde las sombras para dar un ejemplo al mundo, estrechando lazos con sus verdugos, enterrando el hacha de guerra para perdonar a sus torturadores. Un largo viaje exhibe el rostro más amargo de la guerra, la reinserción imposible de los soldados que trataron de resurgir de sus propias cenizas después de la experiencia atroz de caer en las redes del enemigo.

El cine nos tiene muy acostumbrados a pasar factura a los alemanes por las salvajadas perpetradas en los campos de concentración, a revisar las legendarias y siniestras atrocidades de la Gestapo. El frente japonés es, sin duda, el gran olvidado, y es precisamente a ese nivel, como reivindicación de la memoria de las víctimas que en el sudeste asiático cayeron en las garras de la Kempeitai, la policía secreta japonesa, que no solo se ensañó con los chinos, escribiendo una de las páginas más negras de la historia bélica del siglo XX. Un largo viaje se propone como película recordatorio de esa pesadilla, con un tono acusadamente académico, y quizá impúdicamente melodramático, pero ejerciendo a la vez de impagable película-testimonio, dramatizando el sobrecogedor acto de reconciliación, silencioso y espontáneo, de un torturador de la Kempeitai y una de sus víctimas, que encontraron juntos la coartada para cerrar cicatrices, demostrando que el perdón es siempre un arma infinitamente más poderosa que el odio y el rencor.

Teplitzky dramatiza el episodio con rigor, desdoblando la tragedia en dos tiempos, desglosando el drama de la guerra y la posguerra, con un dramón extraordinariamente emotivo que se cierra con uno de los finales más conmovedores del cine anglosajón reciente. La cinta zozobra en el empeño de diseñar un periplo de redención creíble, con alguna concesión de más a la lágrima fácil. Pero es la brutal inercia del relato, y el compromiso con él de Firth, Stellan Skarsgard o Nicole Kidman, lo que dota a Un largo viaje del espesor de las historias humanas con poso y pegada.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP