El País

Crítica: Obsolescencia programada

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Una chica vuelve a casa sola de noche

Lo mejor:
La fotogenia de Sheila Vand

Lo peor:
Se le notan demasiado las costuras

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Terror
  • Fecha de estreno: 04/09/2015
  • Director: Ana Lily Amirpour
  • Actores: Sheila Vand (The Girl), Arash Marandi (Arash), Marshall Manesh (Hossein ´The Junkie´), Mozhan Marnò (Atti "The Prostituta"), Dominic Rains (Saeed ´The Pimp´), Rome Shadanloo (Shaydah " La princesa"), Milad Eghbali (The Street Urchin)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Una chica vuelve a casa sola de noche, ópera prima de la directora estadounidense de origen iraní Ana Lily Amirpour, es una de esas películas que se esfuerzan por erigirse en filmes de culto clonando el ADN de aquellas otras que lo fueron hace veinte y treinta años. Como si Jim Jarmusch diese un paseo por el universo del primer David Lynch con un mapa trazado por Quentin Tarantino entre las manos, las imágenes y el espíritu -de una multirreferencialidad posmoderna algo trasnochada- no dejan de evocar estilemas y códigos visuales que no le resultarán ajenos al cinéfilo de pro. Una chica vuelve a casa sola de noche, apadrinada por Vice, compañía multimedia en auge -que comercializa todo tipo de merchandising del largometraje-, comete el grave error de olvidar que el estatuto de cult movie normalmente se genera de manera espontánea. Su tentativa resulta más inane aún si tenemos en cuenta que hoy en día los cultos han dado paso a los #fenómenos, y que estos duran, a lo sumo, una semana de fervor tuitero.

 Esta historia de vampiros ubicada en una ciudad iraní imaginada, Bad City, cumple a rajatabla todos los requisitos de la narrativa hipster con ínfulas de autor; aquella que ha ido transformando nuestro ecosistema cultural hasta hacer de él un mercado de likes y poses, de modas instantáneas y efímeras obras maestras que nadie tiene interés en volver a mencionar pasado un mes. Fotografiada en un bonito blanco y negro, impecablemente montada y realizada, sus estrategias técnicas y formales se revelan a la postre tan inofensivas en su prolijidad como las de un anuncio de perfumes; pese a las intentonas de resultar hipnótica y subyugante, no hay atmósfera, sino ambientación, como si hubiéramos accedido a un parque temático y no a un entorno audiovisual orgánico y consistente. Los protagonistas, el soñador Arash (Arash Marandi) y la sombría vampiresa ( Sheila Vand), son dos misántropos arquetípicos que se vuelven naif cuando cruzan sus caminos. A un nivel meramente enunciativo, se suceden referencias culturales evidentes -el terror gótico, el spaghetti western, los infiernos industriales de Cabeza borradora (1977) y Corazón salvaje (1990)- que nunca se elevan por encima del guiño cómplice, facilitándole la tarea al listillo ávido de verbalizar el consabido catálogo de citas.

 Trufada de escenas únicamente llamadas a exacerbar lo pintoresco y sui generis de personajes y situaciones, Una chica vuelve a casa sola de noche deja clara su pertenencia a un cine de fondo vacuo, obcecado en satisfacer las expectativas de un público "alternativo" que, en realidad, teme como el más alienado de los espectadores que zarandeen sus certezas. Sin embargo, Amirpour no carece de talento, y algunas de las imágenes cobran vida propia, dinamitando puntualmente lo inocuo de la fábula: las primeras apariciones de Sheila Vand como la deambulante mujer del hijab, que tornan amenazante una figura victimizada en el imaginario occidental; o los instantes en que las labores técnicas se concretan en un diálogo interesante entre el plano cinematográfico y la viñeta del cómic. Una lástima que, guiada principalmente por el afán de ser trendy a toda costa, Una chica vuelve a casa sola de noche programe su propia obsolescencia y se condene a sí misma a un olvido rápido.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP