El País

Crítica: Logaritmo neperiano con corazón

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Upstream Color

Lo mejor:
El magnetismo de sus poderosas imágenes

Lo peor:
Es críptica, otra vez, hasta decir basta

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.5
4 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Ciencia-ficción
  • Fecha de estreno: 28/03/2014
  • Director: Shane Carruth
  • Actores: Amy Seimetz (Kris), Brina Palencia (mujer del club), Meredith Burke (hermana de Orchid), Andreon Watson (Peter), Shane Carruth (Jeff), Thiago Martins (el ladrón), Ashton Miramontes (Lucas), Myles McGee (Monty), Frank Mosley (esposo), Carolyn King (esposa), Andrew Sensenig (El dechado), Kathy Carruth (Madre de Orchid)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Confieso que pertenezco a esa perezosa platea de espectadores que acabó perdiendo la paciencia con Primer, una de las óperas primas más complejas, desde el punto de vista narrativo y conceptual, de lo que va de siglo. La cinta era la obra de un cerebro matemático (Shane Carruth es ingeniero) tratando de definir una geometría del relato extraordinariamente compleja, críptica, para mí, hasta límites exasperantes. Un segundo visionado relajó mi disgusto. Carruth no te lo pone fácil: te da la información más escueta posible, y a veces ni siquiera eso, y a partir de ahí te tienes que buscar la vida.

Nada ha cambiado una década después con su segunda película, su cine sigue siendo abrumadoramente cerebral y eso a pesar de que esta vez aborda una tragedia de dimensión más humana, de trasfondo emocional más espeso. Aviso de que es prácticamente imposible descifrar el jeroglífico a la primera; Carruth vuelve a ponernos contra las cuerdas con un relato que exprime nuestras capacidades sensoriales, nuestras habilidades cognitivas y nuestra destreza para percibir lo ínfimo.

Hay una ventaja con respecto a Primer: no es imperiosamente necesario cuadrar el círculo, es posible dejarse ir por la arrolladora fuerza visual de sus enigmáticos fotogramas. Upstream Color tiene una pegada emocional de la que Primer carecía por completo. Hay mucho del cine contemplativo y antropológico del mejor Terrence Malick, pero pasado por el filtro de una abstracción fantacientífica no apta para espectadores con prisas. Las imágenes de Upstream Color, la cuidadísima fotografía y el envolvente acompañamiento sonoro te seducen, ejercen efecto imán a pesar de que, nuevamente, el hilo conductor de esas imágenes sea un algoritmo de interpretación difícil.

Carruth es de esos directores que consideran al público como un ente inteligente (quizá demasiado), que no necesita la información procesada para descomponer el rompecabezas en el subconsciente. Su cine se disfruta o se desprecia con los cinco sentidos, y detrás del marciano romanticismo de su último trabajo, que especula con la existencia de un gusano que habita en las raíces de una planta que permite control y dominio de mentes ajenas (ahí es nada), subyace un loable deseo de provocación.

Atípica y heterodoxa (quizá en exceso) del primer al último plano, Upstream Color es una experiencia turbadora, un relato cubista de tintes existencialistas y resonancias filosóficas que corre el riesgo de ser despachado demasiado a la ligera en un primer y solitario visionado. Dicho esto advertimos: no es una película para evadirse, relajar neuronas y no sirve como pasatiempo. Requiere un altísimo nivel de concentración y una paciencia tal como para darle una segunda oportunidad y aclarar dudas con un ulterior visionado.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP