El País

Crítica: Tom McArthy dirige a un inmenso Paul Giamatti en la menos estimulante de sus propuestas hasta la fecha

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Win win (Ganamos todos)

Lo mejor:
Paul Giamatti

Lo peor:
La aproximación paulatina de Tom McCarthy al cine comercial

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
6 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 01/07/2011
  • Director: Thomas McCarthy
  • Actores: Paul Giamatti (Mike Flaherty), Amy Ryan (Jackie Flaherty), Bobby Cannavale (Terry Delfino), Jeffrey Tambor (Stephen Vigman), Burt Young (Leo Poplar), Melanie Lynskey (Cindy), Alex Shaffer (Kyle), Margo Martindale (Eleanor), David W. Thompson (Stemler), Mike Diliello (Jimmy Reed), Nina Arianda (Shelly), Marcia Haufrecht (Gina Flaherty), Sharon Wilkins (Juez Lee), Clare Foley (Abby), Penelope Kindred (Stella), Sophia Kindred (Stella)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Aclamado como uno de los más sólidos artesanos del espectro indie, a juzgar por sus dos primeros largometrajes, notables ambos, que legaban dos protagonistas modélicos, outsiders por puro instinto de supervivencia (hablamos, claro, de Vías cruzadas y The Visitor), Tom McCarthy se enfrenta a una nueva reválida hurgando en el mismo pozo de miserias. Win win confirma además una tendencia, y es la lenta aproximación del cineasta a la periferia de Hollywood cultivando un modelo de cine indie con guiños permanentes a la gran industria, afín al territorio emocional del melodrama comercial y, por ello, susceptible de cuajar en una inminente metamorfosis.

The Visitor aún mantenía las distancias, cómoda en los márgenes si bien sentimentalmente condescendiente. Con "Win Win" los límites se diluyen; McCarthy ya ha fichado por la gran industria, aunque asome la cabeza desde el extrarradio, financiado por la filial pseudoindependiente de Fox. El actor-director habita desde ya en ese limbo de autores de cabecera de la comedia dramática de bajo presupuesto que antes era mainstream y que ahora se maquilla bajo un disfraz de fingida independencia.

No es casual, de hecho "Win win" es la más condescendiente de las tres películas de McCarthy hasta la fecha. Acomodada en los patrones del cine con previsible happy ending boicoteado, inevitablemente, por un periplo de redención, la cinta ofrece dos caras: por un lado no hay duda de que McCarthy sigue siendo un narrador notable y un formidable escultor de personajes corrientes en el filo del abismo.

Hay destellos de honestidad muy respetables en su último trabajo; nunca siente la necesidad de abigarrar el relato con extravagancias ni subrayados y la vulnerabilidad de los disfuncionales individuos que lo habitan es reconocible. De nuevo McCarthy demuestra que su fuerte con los personajes y la insoportable levedad del ser del mindundi en la encrucijada. "Win win", además, presume de equilibrio cómico-dramático avalado por la enésima exhibición de recuras del grandioso Paul Giamatti.

Pero, decíamos, el regusto es agridulce. McCarthy, por primera vez, sucumbe al sentimentalismo indie de manual; su película, sobria y correcta casi siempre, se parece demasiado a otras muchas del mismo pelaje y la misma escuela. A diferencia de The Visitor y Vías cruzadas, "Win win" es una buena película, pero no es única ni diferente; abraza demasiados lugares comunes y le sobra cuarto y mitad, como poco, de corazón.

Demasiado blanca y blanda, puntualmente unidimensional y, probablemente, difícil de recordar/identificar a medio plazo en ese cajón de sastre del drama cómico pseudoindie financiado, con criterios meramente industriales, por los grande estudios en busca de un taquillazo de perfil bajo o de una película oscarizable.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP