El País

Artículo: Regreso a los orígenes

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 06/06/2014

Bryan Singer vuelve a sentarse en la silla de director para dar cuenta del primer viaje a través del tiempo de los X–Men.

X-Men: Días del futuro pasado
  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 06/06/2014
  • Director: Bryan Singer
  • Actores: James McAvoy (Charles Xavier), Lucas Till (Alex Summers/ Havok), Michael Fassbender (Erik Lehnsherr / Magneto), Ian McKellen (anciano Erik Lehnsherr / Magneto ), Patrick Stewart (anciano Charles Xavier), Hugh Jackman (Logan/ Lobezno), Peter Dinklage (Bolivar Trask), Ellen Page (Kitty Pryde / Gata Sombra), Anna Paquin (Marie / Pícara), Jennifer Lawrence (Raven / Mística), Evan Peters (Pietro Maximoff / Mercurio), Halle Berry (Ororo Monroe / Tormenta), Shawn Ashmore (Bobby Drake / Hombre de hielo), Nicholas Hoult (Hank McCoy / Bestia), Booboo Stewart (James Proudstar / Sendero de guerra), Adan Canto (Roberto da Costa / Mancha solar), Daniel Cudmore (Piotr Rasputin / Coloso), Omar Sy (Bishop), Bingbing Fan (Clarice Ferguson / Destello), Josh Helman (William Stryker)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Los mutantes de Marvel aguantan, y cómo, el paso del tiempo. La quinta entrega de la franquicia (o la segunda de la saga de precuelas, si se mira desde esa óptica) va camino de convertirse en la película más taquillera de la saga, desbancando así al tercer X–Men que es, curiosamente, el peor de la serie. Matthew Vaughn hizo un magnífico trabajo con X–Men: Primera generación, pero el retorno de Bryan Singer –director de las dos primeras entregas, que se cuentan entre lo mejor de lo mejor del cine de superhéroes en lo que va de siglo– estaba cantado. Con el firme propósito de mantener la saga viva en dos frentes –como secuela de la nueva franquicia de precuelas iniciada por Vaughn hace tres años y como película puente entre la serie original y la nueva–, el nuevo episodio junta bajo el mismo techo al reparto estelar de las películas originales, con Hugh Jackman, Ian Mc- Kellen, Patrick Stewart y Halle Berry a la cabeza, y a sus alter ego en el pasado, con James McAvoy, Michael Fassbender, la solicitadísima Jennifer Lawrence (que por supuesto tiene mucho más papel aquí, aprovechando el tirón de su popularidad) y Michael Hoult como supervivientes del capítulo precedente. Y están todos juntos porque X–Men:

Dias del futuro pasado pone en imágenes uno de los cómics estrella de la serie, publicado en 1981, que jugaba con el recurso del viaje en el tiempo hacia el pasado. Lobezno es enviado por Xavier y Magneto a los años 70 para convencer a la versión juvenil de ambos de unir esfuerzos para evitar la construcción de un arma letal que eliminará en el futuro a los mutantes. 

Bryan Singer y los mutantes

La baja de Bryan Singer en la franquicia tras el rodaje de X–Men 2 fue una pésima noticia para los fans. Singer se desentendió de la tercera entrega, la peor de la serie, para centrarse en cuerpo y alma en la fallida Superman Returns. En 2009 volvió a la saga, pero solo en calidad de productor, con X–Men Orígenes: Lobezno. Repitió en todas las películas posteriores del universo mutante, de nuevo como productor y también como guionista en X–Men: Primera generación. Con el último episodio (y su inminente secuela) vuelve a tomar los mandos de la dirección.

Antes y después

Charles Xavier. No hay plan B. La última esperanza de Xavier (Patrick Stewart) de evitar la extinción de los suyos es un rocambolesco y arriesgado viaje al pasado. Allí Lobezno se encontrará con un Xavier (James McAvoy) ermitaño, aficionado al alcohol y sin esperanza.

Magneto. Finalmente Magneto (Ian McKellen) ha decidido unir sus fuerzas a las de Xavier para evitar la hecatombe, pero sabe que el peor obstáculo para ello es él mismo hace treinta años (Michael Fassbender), un mutante arrogante y consumido por su odio a los humanos.

Mística. Ni rastro en esta entrega de Rebeca Romijn, la Mística de la saga original. Todo el protagonismo recae en los hombros de la nueva niña mimada de la industria, una Jennifer Lawrence con mucha presencia. Ella es –su ADN, para ser más precisos– la clave del puzle.

Bestia. Bestia (Kelsey Grammer) no lo contaba en la primera franquicia, pero en los 70 –con el rostro del pujante Nicholas Hoult– es la mano derecha de Xavier, su único apoyo y, por tanto, su concurso será decisivo para que la misión de Lobezno en el pasado llegue a buen puerto.

Y además

Próximos X–Men

Los X–Men tienen aún cuerda para rato. El pasado mes de diciembre Simon Kinberg, productor de la saga, firmó un acuerdo trianual con Fox para la producción de nuevos proyectos relacionados con el universo de los mutantes. De momento está confirmada una tercera precuela, X–Men: Apocalypse, que verá la luz en mayo de 2016 y que, ambientada en los 80, será una continuación de X–Men: Primera Generación, con James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence y Nicholas Hoult otra vez al frente del reparto. Un año después, en marzo de 2017 habrá tercera parte del spin–off de Lobezno, con James Mangold nuevamente al timón. Al margen de estos dos proyectos se barajan otras dos películas cuyos detalles están aún por definir. La primera sería X-Force, otro spin–off de la serie original, una nueva generación de mutantes con guion de Jeff Wadlow (Kick Ass 2). Y la segunda se centraría en las andanzas de uno de los miembros más carismáticos de esa nueva camada mutante, Deadpool, que ya estuvo a punto de ver la luz en 2004 y que dirigirá probablemente el debutante Tim Miller.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota