El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: La saga mutante se reinventa borrando el turbio recuerdo de la tercera entrega con una estimable precuela que remite al buen sabor dejado por los dos primeros episodios

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
X-Men: Primera generación

Lo mejor:
El mano a mano McAvoy-Fassbender

Lo peor:
Ciertos automatismos heredados de las tres primeras entregas

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
33 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 03/06/2011
  • Director: Matthew Vaughn
  • Actores: James McAvoy (Charles Xavier), Michael Fassbender (Magneto), January Jones (Emma Frost), Rose Byrne (Dra. Moira), Nicholas Hoult (Hank McCoy / Bestia), Kevin Bacon (Sebastian Shaw), Jason Flemyng (Azazel), Oliver Platt (Hombre de negro), Jennifer Lawrence (Mystica)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

La reconversión de la franquicia X-Men cristaliza copiando el modelo Batman. La saga del hombre murciélago tuvo en Joel Schumacher a su verdugo; seguir hacia adelante era un suicidio en semejante estado de la cuestión. En esas llegó Christopher Nolan para refundar la saga empezando de cero. Idéntica la maniobra de Bryan Singer, que en mala hora delegó el mando del tercer "X-Men" en Brett Ratner, que se cargó el impecable curriculum de la franquicia con una tercera entrega para quemar. Con idéntica sensación de estancamiento; con el futuro turbio a ojos vista, Singer recula y empieza de nuevo, aunque, otra vez, deja la silla de director vacante para que en ella se siente Matthew Vaughn.

Y esta vez la novedad es un acierto; Vaughn hinca el diente al producto con entusiasmo y, a diferencia de Ratner, no lo fía todo a la velocidad punta de las furibundas set pieces, a la acción hueca ultradigitalizada. La franquicia recupera el feeling consigo misma volviendo a sus raíces (en todos los sentidos). Lo mejor de X-Men: Primera generación no son los efectos visuales ni el ruido de sofisticadas batallas campales, sino su dignísima reivindicación de la humanidad de los mutantes.

No están Patrick Stewart ni Ian McKellen, pero su ausencia se acusa menos de lo esperable. James McAvoy y Michael Fassbender (que tiene toda la pinta de cuajar en el hombre del momento en Hollywood de aquí a un par de años) derrochan carisma y talento para tapar los huecos. El origen de la era mutante se dilucida en el germen de una amistad, muy elementalmente esbozada, que los dos saben fundamentar con creces.

Así las cosas el mayor acierto del cuarto X-Men es el casting. Alrededor de Magneto y el profesor X versión Junior Vaughn inmortaliza los porqués del atávico conflicto intermutante con una ficción que sabe cuidar los detalles y, muy especialmente, el contexto. Ambientada en el pico álgido de la Guerra Fría, en las cercanías de la crisis de los misiles cubanos, y con el trasunto de la lucha pro derechos civiles como colchón proverbial sobre el que se apoyan las reivindicaciones de los raritos con poderes, "X-Men: Primera generación" triunfa porque no nos toma por idiotas.

Es el carisma del dúo protagonista y el lúcido atrezo histórico que pauta el desarrollo de la acción lo que dota de sentido y recorrido a la estimable precuela. Vaughn juega bien todas sus cartas y restaura lo que Ratner estropeó: la armonía entre el facilón pero resultón trasfondo existencialista del relato y el estruendo en bruto de una película de acción que no escatima en medios.

Lo bueno es que X-Men: Primera generación no convence por el calibre del espectáculo sino por la solvencia del libreto, la vistosa presentación del dramatis personae (y, en consecuencia, el carisma de sus actores protagonistas ) y el acertado despliegue del marco histórico-político. En fin, una precuela útil con los cimientos en su sitio. Rara avis.

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP