Restaurantes en Madrid



Otros servicios

Crítica: Hasta el rabo todo es toro

  • Autor: Ignacio Medina
  • Fecha: 14/05/2010

La Feria de San Isidro devuelve a las mesas un guiso, el rabo de toro, que en Casa Toribio se traduce en un plato de carne sabrosa, tierna y untuosa.

Restaurante Casa Toribio Madrid
  • Tipo de cocina: Tradicional
  • Especialidad: Rabo de lidia
  • Dirección: Cardenal Belluga, 14. Madrid
  • Teléfono: 91 355 90 20

+ info

No sé cuánto dura este año la Feria de San Isidro, pero imagino que entre la miniferia de la Comunidad, le feria en sí, la Corrida de Beneficencia y la de la Prensa se nos irá por delante todo el mes de mayo. Poco para los taurinos, sobre todo para los taurinos de salón, que sólo pisan Las Ventas para orear vestuario. Los otros tienen tajo de sobra el resto del año.

 

Para una parte del gremio de hostelería el de mayo suele ser un mes redondo: comuniones y San Isidro. Sólo faltaría que la Feria del Libro tuviera trastienda gastronómica para que algunos restaurantes celebraran tres navidades el mismo mes. El caso es que llegado el tiempo de San Isidro revive la fiebre del rabo de toro, guiso taurino donde los haya que en Madrid resulta ser tan castizo como en cualquier otra gran ciudad española. No deja de ser curioso que un guiso para el que apenas hay variantes adquiera carta de identidad propia en cada rincón del país. Da igual que estemos en Sevilla, Bilbao, Zaragoza, Valencia, Pamplona o Madrid, en cuanto llega la feria estalla un peculiar ritual protagonizado por la cola del toro de lidia. Bueno, la presunta cola del toro, porque seis toros por corrida no dan de comer a más de veinte personas al día. Con suerte hablaremos de rabo de vacuno: vaca, ternera, eral o choto, y otros cortes ajenos al ganado bovino llegados del otro lado del planeta. En medio de ese maremagnum aparece un local madrileño que anuncia “rabo de Las Ventas y otras plazas”. No puedo certificarlo. He tomado un par de veces esa carne, que solía salir de la plaza en manos de los veterinarios, y no puedo destacar otro carácter distintivo que no sea un tamaño más reducido que el de las piezas habituales. Tampoco importa mucho.

 

Entramos en un terreno en el que manda la cocina, y en Casa Toribio lo bordan, traduciéndolo en un guiso oscuro, potente y evocador. La carne queda sabrosa, tierna, bien cocida, conservando la gelatina que contiene, haciéndola untuosa y mostrando sabores heredados de la cocina antigua, casi ancestrales. Lo sirven con patatas fritas cortadas en dados y lo cobran a precio de merluza de pincho. En cualquier caso, merece la pena.

Para acompañarlo, una oferta que se canta en la mesa (no es bueno; el cliente debe saber lo que va a pagar) y se centra en el producto: gamba, langostino, merluza, chipirones… Por ejemplo, unas buenas anchoas, algunos de los pocos boquerones en vinagre sobrevividos a la epidemia de annisakis, una ensaladilla rusa que no emociona particularmente, unos callos de confianza o unas soberbias fresas, ácidas y dulces al mismo tiempo.

Y además

Local con dos caras

En las tarjetas de visita pone Casa Toribio, aunque siempre ha sido New Haven, un pub reconvertido en restaurante que ha conservado el nombre original. En el cruce de Cardenal Belluga con Roma, a espaldas de Las Ventas, nos espera un comedor de otro tiempo, con el aire recargado de las casas de comidas ilustradas de los años 70 y la pátina que distingue los comedores de culto.

Ir al restaurante >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “RAS DE TERRA”

De Luis Javier Martínez

Cada vez se indaga más sobre cómo afrontar la brecha existente entre el mundo rural y el mundo urbano, y afortunadamente l...


Podcast de cine: BUTACA VIP