Restaurantes en Madrid



Otros servicios

Crítica: Frente a la crisis, imaginación

  • Autor:
  • Fecha: 12/11/2008

El restaurante del nuevo multiespacio Oui Mad, en el Palacio de Deportes,recrea platos clásicos y tradicionales con algún destello de modernidad.

Oui Mad
  • Tipo de cocina: Mediterránea
  • Especialidad: chipirones rellenos con velo de tinta y menú degustación de 65 y 110 euros sin vino
  • Dirección: Jorge Juan, 99. Madrid
  • Teléfono: 91 309 21 26

+ info

En tiempos de crisis siempre parece haber un lugar reservado para la excepción: gentes y propuestas que parecen vivir al margen de tan descomunal señora y sus consecuencias. Como si fueran inmunes a lo que los demás sufren cada día en carne propia, se presentan en medio de un alarde propio de otros tiempos. Es el caso de Oui Mad, la última propuesta nacida en la capital, recién abierta en el interior del Palacio de Deportes. Un espacio que lo reúne todo: bar de tapas, restaurante formal, local de copas y discoteca en un recorrido vital que abarca desde media mañana hasta las seis de la madrugada. Un alarde en consonancia con algunas propuestas en la misma línea, consolidadas en el último año y que mantienen su vigencia, como Ramsés o Fish Club.

En Oui Mad han dejado la parte culinaria en manos de Óscar Morata, un joven cocinero que estrena mando en plaza tras pasos de diferente magnitud por restaurantes como Chaflán, Oyarbide o Senzone. Suyo es el diseño de una carta breve -apenas 17 platos y cinco postres que parece más pensada para la noche y en la que se recrean algunos platos clásicos y otros tradicionales con algún destello de modernidad. No demasiados por el momento y con algunos altibajos.

Apenas han pasado siete días desde la apertura del restaurante y todo sigue en pleno rodaje (aunque deberían haberlo hecho antes de abrir), pero ya se vislumbra una línea de trabajo que pretende ser cuidada y amable, algo efectista y ajena a complicaciones. Todavía debe pulir detalles importantes, como la ausencia de la carta de vinos, el tamaño de algunas raciones (sobre todo las entradas) o esa degustación de mantequillas en los dominios del aceite de oliva, pero Oui Mad parece mostrar más claros que oscuros. Cumplen, por ejemplo, la crema de caviar de erizos con angulas de monte (una variedad de chantarella) y bombón de foie gras, y un tartar de atún rojo con crema de almendras y huevas de salmón. Las patatas a la importancia, por el contrario, están bien planteadas -láminas finas de patata, níscalos y rulada de cordero-, pero deficientemente resueltas por culpa de una salsa dulzona. El pichón con calabaza se presenta como un plato a medias: un buen pichón con un decepcionante pastel de calabaza. Las cosas vuelven a su cauce con un buen lomo de vacuno del Esla con láminas de trufa blanca y dos postres: la sopa fría de lichis con helado de chirimoya y frutos rojos, y otro llamado musas alcohólicas que vienen a ser tres babás de chocolate rellenas con varios licores. Ofrecen dos menús degustación por 69 y 118 euros, respectivamente.

Ignacio medina

De tapas
El espacio central de Oui Mad se dedica al servicio de tapas. En realidad se trata de raciones y medias raciones que permiten comer a un precio más bajo en un ambiente mucho más relajado. La carta se mueve en terrenos similares a los del restaurante, con algún añadido, como el de las cocas, la ensaladilla desestructurada, la hamburguesa de buey y parmesano o algunas ensaladas.

Fecha de publicación de esta crítica: 14/11/2008

Ir al restaurante >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP