Restaurantes en Madrid



Otros servicios

Crítica: La Renta marca el ritmo en Majadahonda

  • Autor:
  • Fecha: 08/08/2007

Una carta breve, productos frescos y cuidados, un ambiente agradabley un trato familiar son las claves del éxito de este restaurante tradicional.

La Renta
  • Tipo de cocina: De Temporada
  • Especialidad: Verduras y carnes a la plancha.
  • Dirección: Rosalía de Castro, 1. Majadahonda
  • Teléfono: 91 638 12 43

+ info

Confieso que me ha sorprendido este local recién descubierto en Majadahonda. No es frecuente dar con una carta en la que las flores de calabacín fritas en tempura se combinen con buenas frituras de pescado, ensaladilla rusa de primera, setas de temporada, carnes de cerdo ibérico, algún marisco menor de buena presencia, pimientos dulces de Gernika o piparras (guindillas verdes) también fritas.

Una carta breve, propuestas sencillas, productos frescos bien elegidos... No hay ningún misterio en el éxito del nuevo local de Majadahonda, y ése es, valga la paradoja, el gran misterio de esta historia. ¿Qué razones hay para que lo normal sea lo inusual?, ¿por qué se ha convertido en una quimera encontrar, por ejemplo, una buena ensaladilla? Llegados a La Renta merece la pena asomarse a un plato como éste, sencillo a más no poder, pero sabroso y bien resuelto. No hay más que cocer patatas, preparar una buena mahonesa y combinarlas con tres o cuatro ingredientes más. Parece demasiado para una concepción tan mezquina y mediocre como la que impera.

Volvamos a La Renta. Llama la atención el contenido de la carta y las oleadas de clientes que buscan una mesa tanto en el comedor interior como en la pequeña terraza del local. Algunos acaban acodados en una barra en la que también parece imposible encontrar un solo hueco. Todo el mérito corresponde a Tomás Hinojal (maître de El Jardín de La Leyenda) e Isabel García, responsable del día a día de la casa. Entre los dos han diseñado una carta breve, atractiva y bien resuelta, y han concretado un local acogedor que proporciona un trato familiar a los clientes. La carta tiene algunos detalles que brillan por encima del resto. Para empezar, la calidad de las frituras, que se presentan en forma de tempura para las verduras y las espléndidas flores de calabacín -lástima que se frían junto al diminuto calabacín que las soporta, porque éste necesita más tiempo de cocción-, y de fritura tradicional para las berenjenas -fritas en tiras y servidas con un buen salmorejo- o el pescado. Muy bien la merluza frita en tacos y servida con magníficos pimientos confitados; se mantiene el nivel con las pijotas, las rabas y los salmonetitos, y baja algo el boquerón. Me gustó el plato de setas salteadas (siitake, portobello, cardo y chantarella), servidas con una yema de huevo; y brilla el steak tartar, preparado con buen solomillo picado a cuchillo y con el aliño justo para que la carne mantenga todo su sabor. Se puede mejorar algún plato -como las croquetas o las mollejas-, pero el nivel medio es realmente alto.

Todo un descubrimiento.

Ignacio Medina

Sin reserva

En esta casa no se admiten reservas, lo que significa que o bien se madruga o bien se viene dispuesto a aguantar la espera en la barra, que tampoco es mal asunto. La cerveza está bien tirada, hay una selección de vinos por copas más que suficiente y la oferta de pinchos y raciones (las mismas que en la mesa) permiten aliviar la espera y preparar el cuerpo para lo que se avecina.

Fecha de publicación de esta crítica: 10/08/2007

Ir al restaurante >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP