El País

Artículo: Tasca de vanguardia

  • Autor:
  • Fecha: 07/04/2009

Se acaba de inaugurar Olé Lola, una "tasca & chill" que reinventa el concepto de taberna tradicional con toques cosmopolitas y de vanguardia.

Olé Lola

+ info

Hace apenas dos semanas que se ha inaugurado Olé Lola, un nuevo concepto de tasca moderna que aúna lo que puede ser un bar de copas, un chill out, un after work y un restaurante de raciones. Un curioso maridaje entre lo cañí y lo cosmopolita, la tradición y la modernidad, a través de un bombardeo de estímulos olfativos, visuales y auditivos que reinventan el concepto tradicional de tasca.

El diseño de interior es obra de Daniel Castillo, uno de los socios del local, que ha mezclado el "rollo cañí" con las tendencias más rompedoras. Nada más entrar nos encontramos con una zona con sillones, en plan chill out, con el logo del local (una peineta al estilo de Javier Mariscal) serigrafiado en el suelo. A continuación, una enorme barra de madera con un botellero iluminado con luces de colores muy cálidos que acaba en una esquina de hierro forjado destinada a la coctelería. Luego está la sala central, que cuenta con unas originales mesas plegables que llevan estampadas unas fotografías de temática muy racial pero adaptadas a nuestro tiempo; por ejemplo, un torero con rastas, otro de raza negra y tatuado, o chicas fashion con mantilla parodiando a las mujeres de Romero de Torres. Al fondo hay otra zona chill out con sillones cuyo respaldo es una peineta gigante, que da paso a la llamada "zona de la capilla", con una original cruz hecha con pantallas de plasma donde proyectan visuales.

Para comer podemos elegir entre un menú de mediodía o, ya por la noche, una carta de originales raciones en la que el chef Jesús Pedraza reinventa las recetas tradicionales de las tascas.

Para beber hay vermut de grifo, cañas muy bien tiradas, todo tipo de combinados elaborados con licores Premium, una selecta carta de vinos y una cuidada coctelería elaborada por el bar tender, el brasileño Anderson Santos.

En cuanto a la música, está seleccionada por una dj profesional que elabora una banda sonora muy cool a base de sonidos funky, ambient, bossanova y chill out fusionados con electrónica suave y elegante, a un volumen moderado que permite conversar sin tener que alzar la voz.

El tipo de gente al que quiere llegar Olé Lola es el mismo que abarrota otros locales de los mismos promotores como Areia o Lolita Lounge, es decir, jóvenes adultos con estilo que salen mucho y demandan espacios con buen servicio, buenas copas, buena música y, sobre todo, ambiente con un poco de nivel y cierto toque canalla. En Olé Lola lo encontrarán.

David Farrán de Mora

Los doce apóstoles
Con el original nombre de Los doce apóstoles Olé Lola ha bautizado un reservado con una gran mesa para doce comensales que puede reservar se para reuniones, celebraciones o presentaciones de productos. Es esta zona se pueden degustar las originales raciones del local, basadas en las tapas cañí de toda la vida, su selecta carta de vinos y una coctelería muy cuidada.

Fecha de publicación de esta crítica: 08/04/2009

Ir al local >

Laura S. Lara-

Todos los martes, la tasca vanguardista de Alonso Martínez ofrece el intercambio de idiomas más divertido de la capital.


Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP