Artículo: Ondas hertzianas en el bar

  • Autor:
  • Fecha: 19/04/2006

El Museo de la Radio alberga una colección única de aparatos de radio antiguos y ofrece copas, exposiciones y buena música en El Rastro.

Museo de la Radio

+ info

El Mesón Museo de la Radio es uno de los bares más antiguos del Rastro y La Latina, con fama de haber sido uno de los lugares más bizarros de la zona. Situado en pleno centro del bullicio del mercadillo más castizo de Madrid, era refugio de gitanos anticuarios, cantaores flamencos, yonkies, modernos de la movida, que se reunían allí cada domingo en uno de los ambientes mas ácidos y trasher de la cuidad, en la estela de otros bares del Rastro celebres en los ochenta, como La Bobia, que eran verdaderos crisoles de gentes de las más diversas y dispares procedencias.

El Mesón Museo de la Radio era uno de esos lugares singulares que poco a poco fue apagándose rememorando viejos tiempos de gloria, hasta que hace seis años, la tercera generación del bar, decidió dar un cambio de 360 grados y abrirlo como bar de copas. Larisa y Mar (profesionales del mundo cinematográfico) pensaron en aprovechar sus cuevas y su fabulosa colección de 250 radios antiguas (fruto del afán coleccionista de su abuelo durante años, y de un valor sentimental incalculable) para montar un lugar de copas para ellas y sus amigos.

Conservando la estructura original del mesón, tan sólo pintaron el local de colores, restauraron y colgaron las radios por todas las paredes e instalaron un set a modo de cabina de dj. Lo demás vino rodado, y lo que empezó siendo un bar de colegas, lleva ya más de un lustro, como uno de los garitos esenciales de la gente joven, progre, y más alternativa de La Latina. Una mezcla de visitantes de varias edades, zonas y preferencias, que descubre sus cuevas con mesitas, sus radios y su música (a cargo del residente dj Cut y otros dj's amigos que ofrecen una banda sonara que va desde el rap, al hip hop, pop, brasileña, jazz, años ochenta bastante mezclada y sin sesiones predeterminadas) y que van corriendo la voz de un sitio, que sin publicidad alguna, cada vez cuenta con más fieles.

Organizan además exposiciones, conciertos de cantautores, pequeñas actuaciones de teatro de manera espontánea, sin fechas fijas, para que cada noche los noctámbulos encuentren más de una sorpresa. Los domingos, sin embargo, cambia un poco el estilo del bar, y se convierte en una de las mejores opciones para un aperitivo mañanero después de haber dado una vuelta por las tiendas y los puestos aledaños. La tortilla, las albóndigas y la ensaladilla son las tapas estrella, a modo de brunch castizo y alternativo, que prepara Petri para dar de comer a todos los amigos nocturnos del Museo de la Radio, que terminan allí en plan chill out el fin de semana. Bien vale una visita.

David Farrán de Mora

Catarsis Colectiva

Dos jueves al mes, tienen previsto hacer un espectáculo de improvisación a cargo de grupos teatrales curtidos en este género que tanto gusta al gran público. Cerrarán el bar, cobrando una pequeña entrada, y los asistentes podrán reír y disfrutar participando en catarsis colectivas de imaginación y buen rollo.

Ir al local >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP