El País

Artículo: Pequeño local de atmósfera bohemia

  • Autor:
  • Fecha: 21/10/2004

Con una inusual decoración palaciega, este recoleto café incita a la conversación y el relajo distendidos gracias a su selección chill out y una iluminación suave.

OLivera

+ info

No le será fácil imaginar, al que ande por la calle, la animada vida que los fines de semana se esconde en el interior de Olivera. Primero, porque es un local que pasa inadvertido entre la animación de Chueca y Alonso Martínez, que comienza a diluirse por las cercanías de Recoletos. En segundo lugar, porque nadie puede suponer que un pequeño local de atmósfera bohemia con toque decadente llegue a reunir a semejante concurrencia.

Sin embargo, pasada la media noche se mezcla una clientela que tira a ?mona? con otra que de alguna manera -por afinidad con su propietario, el pintor servio Mane Sakic- se encuentra vinculada al mundo del arte.

Nada más entrar se advierte un cuidado gusto en su decorado. La luz muy tamizada, cortinajes de terciopelo rojo contra unas paredes pintadas de un azulón intencionadamente desgastado, suelo de madera, y un mobiliario proveniente de Belgrado: espejos, candelabros, incluso un piano forman un conjunto retrobohemio en el que el fondo de las conversaciones y los vasos se mezcla con el jazz, el electro funk, la bossa nova e incluso con algún que otro contrapunto de música balcánica.

Ir al local >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP